Las Salinas Reales de Sangonera ya están protegidas como bien cultural

Un agente junto al edificio principal de las explotaciones, en estado de abandono. /GC
Un agente junto al edificio principal de las explotaciones, en estado de abandono. / GC

El procedimiento para declarar BIC la explotación del siglo XIII se ha iniciado por silencio administrativo tras los informes de Huermur y de la Guardia Civil

LA VERDADMURCIA

Las Salinas Reales de Sangonera ya disfrutan de protección por su valor cultural e histórico. Tras las solicitudes de la Guardia Civil y de Huermur para la declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) de dicha explotación salinera, y una vez expirado el plazo legal para la resolución de Cultura, finalmente han sido incoadas BIC por silencio administrativo. Este paso ya le otorga protección, según prevé la ley regional de Patrimonio Histórico.

Huermur informó ayer de que ha estado esperando la resolución de la Consejería de Cultura para proteger las Salinas del Rey o Reales, cuyos primeros datos históricos datan del siglo XIII. La Asociación para la Conservación de la Huerta y el Patrimonio de Murcia mostró ayer su satisfacción por la incoación del procedimiento. Este se inició cuando presentaron un escrito ante la Dirección General de Bienes Culturales para comunicar su personación en los expedientes iniciados a instancia de la Guardia Civil, que solicitó el inicio para asegurar la protección y conservación de las salinas con la categoría de lugar de interés etnográfico.

Durante más de un año, Huermur ha estado esperando la resolución de la Consejería de Cultura para su incoación, pero finalmente el procedimiento se ha declarado por silencio administrativo al transcurrir el plazo establecido en la ley de Patrimonio para ello, sin que la Consejería de Cultura se haya pronunciado.

Huermur destacó ayer que está incoación acerca un paso más a las históricas salinas de interior a su declaración como BIC y su protección integral al amparo de la normativa regional. «Una medida que frenará en seco la acelerada degradación a la que está expuesta esta antigua explotación salinera tradicional, de origen medieval», destacaron desde dicho colectivo.

La asociación conservacionista aportó al procedimiento iniciado por la Guardia Civil numerosa documentación referente a los valores históricos de las Salinas Reales, que se encuentran en la pedanía murciana de Sangonera la Seca. Huermur agradeció a la Guardia Civil su trabajo diario «velando por la protección del patrimonio histórico y cultural de nuestra tierra».