El ministro Guirao hace un llamamiento a las empresas de la Región para restaurar Monteagudo

La diputada socialista María González Veracruz; la consejera de Cultura, Miriam Guardiola; el secretario general del PSOE en Murcia, José Antonio Serrano; el delegado del Gobierno, Diego Conesa; el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao y el alcalde de Murcia, José Ballesta./Nacho García / AGM
La diputada socialista María González Veracruz; la consejera de Cultura, Miriam Guardiola; el secretario general del PSOE en Murcia, José Antonio Serrano; el delegado del Gobierno, Diego Conesa; el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao y el alcalde de Murcia, José Ballesta. / Nacho García / AGM

El titular de la cartera de Cultura y Deporte apuntó que el proyecto se desarrollará «como mínimo a lo largo de 15 o 20 años», aunque espera que, «en el plazo de dos o tres años», se puedan ir abriendo zonas

María José Montesinos / EP
MARÍA JOSÉ MONTESINOS / EPMurcia

El ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, hizo este lunes un llamamiento a las empresas de la Región, «entre las que se encuentran algunas de las mejores de España», para que participen con parte de sus beneficios en la financiación de la rehabilitación del complejo de Monteagudo. El ministro hizo estas declaraciones en el Centro de Visitantes, donde el alcalde, José Ballesta, le explicó las líneas maestras del Plan Director del Castillo de Monteagudo y del proyecto del parque arqueológico 'Las fortalezas del Rey Lobo'.

En el acto estuvieron presentes la consejera de Cultura y Turismo, Miriam Guardiola, y el delegado del Gobierno, Diego Conesa. El ministro de Cultura y Deporte reiteró el apoyo del Gobierno de la Nación a un proyecto que se desarrollará «como mínimo a lo largo de 15 o 20 años», si bien reconoció que «lo razonable es que en el plazo de dos o tres años se pudieran ir abriendo zonas para las visitas».

Recordó que la aportación inicial del Gobierno de la nación será de un millón de euros y adelantó que el acuerdo entre las tres Administraciones se concretará en un convenio firmado a tres bandas, como ya se hizo con la rehabilitación del yacimiento arqueológico de San Esteban.

El Ayuntamiento, por su parte, cuenta con unas partidas de inmediata ejecución para la adquisición de los terrenos en la ladera del Castillo de Monteagudo (1,5 millones de euros) y del Castillejo (1,3 millones de euros). Además, el Consistorio subvenciona las excavaciones arqueológicas.

Fases de la rehabilitación

«Ahora que nos acercamos a la campaña electoral», el ministro quiso puntualizar que «el dinero es importante, pero no puede ir por delante de la investigación» y los proyectos. «Porque muchas veces se habla de dinero, lo que está bien para infraestructuras como las autopistas, pero con el patrimonio histórico primero hay que aclarar el 'para qué' y el 'cuándo'», añadió.

Y es que «los investigadores trabajan con brocha y pincel, no con palas excavadoras, por lo que el ritmo de las actuaciones es distinto», tal y como aclaró el ministro. «De hecho, dada nuestra edad, no sé si lo veremos terminado», subrayó Guirao.

El alcalde coincidió con el ministro en que el proyecto puede alargarse en el tiempo. «Desapareceremos y aquí seguirán habiendo equipos de investigación excavando, igual que sucede con cualquier otro yacimiento arqueológico de España», matizó.

El ministro ha destacado que el proyecto de rehabilitación es «a largo plazo» y la prioridad es, en cualquier caso, llevar a cabo las investigaciones arqueológicas previas necesarias antes de iniciar cualquier actuación, con el fin de «poner en valor lo que ya conocemos y averiguar lo que desconocemos».

En segundo lugar, destacó que se procedería a una fase de protección de todos los elementos y terrenos del conjunto. «El alcalde José Ballesta me ha explicado que el Ayuntamiento ya tiene en marcha el Plan de Protección», destacó Guirao, quien adelantó que la tercera fase consistirá en la conservación y restauración de los restos antes de proceder a la fase final de difusión al público.

El ministro recordó que él ya conocía el entorno del yacimiento cuando todavía no era visitable. «Lo conocía en plan furtivo, aunque eso no quiere decir que hiciéramos nada malo»,bromeó Guirao, quien subrayó que la rehabilitación del patrimonio requiere siempre de la colaboración entre administraciones, debido a la complejidad de las actuaciones y al presupuesto necesario.

Más

Inversión privada

De la misma forma, consideró necesario «integrar a los vecinos a través de su tejido asociativo», con el fin de contar con su «complicidad»; y aprovechó para animar a las empresas privadas y fundaciones de la Región a sumarse a este proyecto de rehabilitación. «En primer lugar, pueden hacer política de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y, en segundo lugar, pueden desgravarse dinero gracias a la Ley de Mecenazgo», recordó.

El alcalde de Murcia comparó el entorno con el de Medina Azahara o la Alhambra, pero el ministro lamentó que Monteagudo cuenta con el «inconveniente» de que su proyecto arqueológico «llega tiempo después». No obstante, ha reconocido que ese retraso también cuenta con la ventaja de que las técnicas y metodologías de investigación, intervención, difusión y puesta en valor son más avanzadas.

Guirao recordó que fue director general de Bienes Culturales de la Junta de Andalucía y puede relatar de primera mano que la puesta en valor de yacimientos como el de Medina Azahara se extendió entre 25 y 30 años, a pesar de que «tiene menos dificultad porque entraña un solo periodo histórico y había mucha documentación y bibliografía al respecto».

En el caso de Monteagudo, señaló que contempla 5.000 años de historia, desde el Calcolítico, pasando por el periodo ibérico, romano o medieval, lo que implica el trabajo de equipos multidisciplinares y tomar decisiones «muy complejas» sobre qué se conserva o hasta dónde se llega.

«Estamos trabajando por el pasado pero también para el futuro, porque el patrimonio es algo que no nos pertenece, sino que somos sus tenedores temporales y hay que mejorarlo para legarlo a las generaciones venideras», tal y como manifestó Guirao.

La profesora de la Universidad de Murcia y representante de la asociación murciana de educadores, Rosa Hervás, intervino en el acto para pedir al ministro que se potencie la labor de los mediadores «más allá del ámbito escolar», algo que Guirao se ha mostrado dispuesto a hacer. «No puedo estar más de acuerdo, porque he sido monaguillo y fraile antes de ministro», reconoció.

 

Fotos

Vídeos