Vecinos de La Aljorra claman contra las acampadas ilegales en la rambla

Un coche y dos furgonetas acampadas en la zona de la rambla de La Aljorra. / lV
Un coche y dos furgonetas acampadas en la zona de la rambla de La Aljorra. / lV

Los residentes denuncian que grupos de personas toman la zona con sus furgonetas; y que comen, se asean y defecan al aire libre «sin impunidad»

Antonio López
ANTONIO LÓPEZ

Con la cercanía del verano, la zona de la rambla de La Aljorra vuelve a llenarse un año más de campistas ilegales. Sin ningún tipo de impunidad, familias enteras llegan y acampan en el recinto ferial de la localidad, junto al campo de fútbol y la guardería. Sin permiso, aparcan sus furgonetas y se hacen con el lugar. Allí, comen, se asean y defecan a plena luz del día. Se trata de una situación de la que los vecinos de esta diputación, sobre todo los que residen en la urbanización Nueva Aljorra, ya están hartos, porque se repite cada primavera.

La Asociación de Vecinos ya lo ha puesto en conocimiento, en varias ocasiones, de la Policía Local. El problema, argumentan, es de higiene, ya que se trata de varios grupos de personas dedicadas al tapizado de sillas y sillones. Durante varios meses al año ,se asientan en esta diputación y recorren los pueblos de la comarca ofreciendo sus servicios.

Como cuartel general tienen la zona de la rambla de La Aljorra y junto al campo de fútbol. Allí hacen sus trabajos, a plena luz del día. Su número varía, pero denuncian que ha llegado a haber hasta una decena de vehículos aparcados.

Los que más están sufiendo esta situación son los vecinos de Nueva Aljorra. «Es una situación del todo intolerable. Comen en la calle. Cogen agua de las fuentes a través de una manguera y lo que es peor, defecan en los bancales de los alrededores, algo del todo insalubre», explicó a este diario un vecino de la zona, Miguel González.

Frente al centro de salud

Lo peor de todo es que el área que ocupan está frente a la guardería municipal y al consultorio, por donde pasan a diario decenas de vecinos. «Se lo hemos dicho en varias ocasiones a los agentes municipales, pero nos dicen que ellos poco pueden hacer. Los campistas deberian estar en una zona preparada para ellos», añadió este vecino.

Los aljorreños no saben qué hacer, ya que sus fiestas de Primavera, para cuyas actividades utilizan el recinto que ahora está tomado por esas personas, son a principios del mes de junio y necesita que para entonces esté libre. Este diario pregúnto al Gobierno local qué tiene previsto hacer, pero no contestó.