Un sistema de sensores de la Politécnica logra ahorrar un 40% de agua al campo

Pedro José Blaya, junto a un sistema de riego con sensores. / UPCT
Pedro José Blaya, junto a un sistema de riego con sensores. / UPCT

La UPCT lidera varias investigaciones para buscar soluciones innovadoras a la escasez de recursos hídricos en el sector agrícola

C. R. CARTAGENA

El cambio climático y la superpoblación del planeta han puesto en cuestión la sostenibilidad del agua, un recurso imprescindible, y cuya disponibilidad universal está entre las metas de la Agenda 2030 de Naciones Unidas, que cada 22 de marzo celebra el Día Mundial del Agua. Una gestión sostenible de este bien es el objetivo también de los numerosos proyectos que llevan a cabo investigadores de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT). Un ejemplo es el doctorando Pedro José Blaya, en cuya tesis demuestra que con su sistema de riego con sensores, un agricultor podría ahorrar hasta un 40% de agua.

«Una programación técnica y científica del riego basada en indicadores de estrés hídrico de suelo, planta y clima sólidamente fundamentados y validados es fundamental para incrementar la productividad del agua, con el mínimo impacto ambiental», explicó ayer en un comunicado el catedrático de Producción Vegetal y director de la cátedra de Blaya, Rafael Domingo.

A través de proyectos financiados por el Ministerio de Economía y Competitividad, la Unión Europea y Fundación Séneca, este profesor ha dirigido ya varios proyectos transferidos a empresas creadas en la UPCT. Un ejemplo de ello es Widhoc Smart Solutions SL, ubicada en el Centro Tecnológico de Fuente Álamo.

Precisamente, una de las principales líneas de trabajo de esta empresa, junto a la gestión automatizada del riego de precisión, es el diseño de sensores y el estudio de la sensibilidad de indicadores de estrés hídrico en escenarios de limitada disponibilidad de agua. Este es el caso de la Región de Murcia.

Al igual, investigadores agrónomos de la UPCT y de la Universidad de Almería buscan soluciones para la escasez de este recurso en los cultivos. Intentan hacer viable el uso de agua marina desalinizada a través de un novedoso circuito cerrado para los hidropónicos, los cultivos sin suelo.

Los investigadores ya han iniciado los ensayos experimentales, para llevar el cultivo hidropónico a un circuito cerrado. Tratan de reducir los residuos del propio sistema de cultivo al mínimo, «haciéndolo circular y tratando los drenajes», señaló José Francisco Maestre, del departamento de Ingeniería Agroforestal de la Politécnica de Cartagena.

Desalinización

También para reducir los problemas asociados a la desalinización, científicos de la UPCT desarrollan diferentes procesos para minimizar los residuos de salmuera. Testan técnicas de desnitrificación que permitan a las explotaciones agrarias de la comarca utilizar agua de pozo. Estos ensayos, que dirige el catedrático Juan José Martínez, sirven para estudiar la reutilización de la salmuera en la fabricación de lejías industriales.

En la misma línea, la Universidad Politécnica también ha analizado un sistema de evaporación de aguas salobres para desaladoras e industrias. El sistema utiliza un ventilador, para que el aire absorba y evapore el agua. Está ideado para resolver el problema del agua concentrada de nitratos que generan las desaladoras.

Temas

Upct