Medio Ambiente revisará si los suelos de Peñarroya también tienen residuos radiactivos

José Matías Peñas. / lv
José Matías Peñas. / lv

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZ

La Comunidad Autónoma tiene previsto enviar mañana a inspectores del área de Medio Ambiente para comprobar si los terrenos de la antigua fábrica de fundición de plomo y plata de Peñarroya, ahora propiedad de la Autoridad Portuaria de Cartagena y situados en Santa Lucía, están contaminados por residuos radiactivos. Actuará tras una denuncia del geógrafo José Matías Peñas, quien colabora con la plataforma ciudadana de afectados por la contaminación industrial del cinturón urbano de Cartagena.

En un escrito dirigido a la Consejería, que remitirá sus datos al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), Peñas advierte de que en la finca no solo hay metales pesados, sino también «materiales radiactivos de origen natural». Estos, dice, «pueden estar siendo dispersados a la atmósfera, por el agua y el viento, provocando la contaminación de los espacios subsidiarios y posibles consecuencias negativas para la salud pública».

Peñas recuerda que, hasta 1992, Peñarroya y Metaleurop «produjeron una ingente cantidad de residuos peligrosos, como escorias y humos de fundición, acopiados al sur y al este» de la desmantelada fábrica, en una zona de 200.000 metros cuadrados.

Añade que la Directiva 2013/59/Euratom, sobre normas de seguridad básicas para la protección contra los peligros derivados de la exposición a radiaciones ionizantes, incluye las instalaciones industriales de «fundición de estaño, plomo y cobre». Por ello, Peñas reclama que, con urgencia, el propietario identifique la composición del terreno y lo valle.

El CSN ya admitió en octubre la contaminación de la cercana parcela de El Hondón por uranio -218. Ercros, dueña de la antigua fábrica de abonos y fertilizantes Potasas y Derivados, vallará el solar. Y el Ayuntamiento hará un plan de descontaminación.