El lento camino del colegio de La Aljorra

Terrenos donde será construido el nuevo colegio de La Aljorra. / antonio gil / agm
Terrenos donde será construido el nuevo colegio de La Aljorra. / antonio gil / agm

Ayuntamiento y Comunidad comprometen la ayuda europea al no iniciar aún la obra

Antonio López
ANTONIO LÓPEZ

Una década y media. Este es el tiempo que llevan esperando los padres de La Aljorra a que se haga realidad uno de sus principales anhelos, la construcción de un nuevo colegio que sustituya a los dos actuales, adonde acuden a clase alrededor de 500 niños. El Pacto Social por la Educación de la Región de Murcia, suscrito en 2005, ya preveía esta instalación. De acuerdo a este plan, firmado por sindicatos, asociaciones de padres y Gobierno regional, comenzó a buscarse un solar para levantar las aulas, pero más de catorce años después, el proyecto aún sigue estancado en trámites administrativos, que los aljorreños no entienden.

Tras el soterramiento de la línea de media y alta tensión que atravesaba el terreno destinado al centro, un trámite que se ha alargado durante casi un año, es responsabilidad del Ayuntamiento ahora urbanizar el solar, una labor que ya ha comenzado. La semana pasada fueron realizadas unas catas, trabajos que según fuentes de Alcaldía, «permitirán hacer el proyecto urbanizador y conocer la cantidad de dinero que se precisa invertir en ello».

Tras ese paso llegará la urbanización en sí de los 15.000 metros cuadrados, unas obras que tendrán que salir a contratación pública. El siguiente paso será la realización de las obras, que están presupuestadas en 345.000 euros. El tiempo de ejecución es de ocho meses. El nuevo Gobierno local, formado por PSOE, PP y Cs, tendrá que acelerar el proyecto y tenerlo listo para que la Comunidad Autónoma comience a levantar el centro. Todo ello deberá estar resuelto como muy tarde a lo largo del año que viene. De lo contrario, se perdería el dinero recibido para la construcción del inmueble. Es una cantidad que procede del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), perteneciente al programa 2014-2020.

Mientras tanto, los vecinos continúan a la espera de que algún día se hagan realidad las promesas de la Comunidad y del Ayuntamiento. Después de años esperando, los vecinos de la localidad consiguieron que Educación accediera a construir un nuevo centro con las condiciones que ellos pedían. Cuando estaban comprometidos los terrenos, el proyecto quedó guardado en el cajón de la administración regional, por la crisis, hasta que lo rescató, en 2013, el entonces consejero de Educación y después presidente de la Comunidad Autónoma, Pedro Antonio Sánchez.

Terrenos inundables

Pero, tras varios estudios de los técnicos, los terrenos elegidos fueron descartados por ser inundables y hubo que buscar otros. Una vez elegidos, en una parcela situada a la entrada del pueblo por la carretera de La Guía, junto a la vía verde, el problema fue que el proyecto que había no era del agrado de los padres.

Hubo que hacer uno nuevo, con las exigencias de estos. Cuando parecía que todo estaba listo, la Comunidad exigió al Ayuntamiento que se hiciera cargo de la urbanización de los terrenos, en 2017, un trámite en el que aún está inmerso el Ayuntamiento.

El proyecto cuesta cuatro millones de euros y será realizado en dos fases. La primera incluye levantar nueve aulas de Infantil y el patio de recreo; y la segunda permitirá habilitar 18 clases de Primaria, un comedor, áreas de administración y dos pistas deportivas. Las obras durarán dieciséis meses.