Educación da prioridad a la ampliación de los institutos Los Molinos y Hespérides de Cartagena

Aulas prefabricadas instaladas en el patio del instituto Los Molinos, situado en Barrio Peral. / antonio gil / agm
Aulas prefabricadas instaladas en el patio del instituto Los Molinos, situado en Barrio Peral. / antonio gil / agm

La nueva consejera se marca como eje principal mejorar las infraestructuras e impulsar el nuevo colegio de La Aljorra

Antonio López
ANTONIO LÓPEZ

La nueva consejera de Educación, María Esperanza Moreno, quiere que los próximos años sean los de «las mejoras de las infraestructuras en colegios e institutos». Por eso se ha marcado como prioridad para Cartagena impulsar, definitivamente, el proyecto del nuevo colegio de La Aljorra y la ampliación del instituto Los Molinos y del Centro Integrado de Formación Profesional (CIFP) Hespérides. Se trata de tres obras pendientes desde hace varios años, que los padres exigen que sean una realidad cuanto antes. Moreno también ha asumido otros apuntados en la agenda de su departamento, dirigido hasta julio por Adela Martínez-Cachá. Entre ellos, la ampliación de la red de comedores escolares y las mejoras en los institutos Isaac Peral y Juan Sebastián Elcano, de Tentegorra.

A punto de terminar los proyectos de obra están la construcción del nuevo colegio de La Aljorra y la ampliación del instituto Los Molinos. En el primero de ellos, la Comunidad Autónoma está a la espera de que el Ayuntamiento de Cartagena urbanice el solar, para comenzar la obra.

La consejera se ha comprometido con los padres de esta diputación a presentarles, en octubre, un anteproyecto de cómo quedará el centro, para el que hay cuatro millones de euros, procedentes de los fondos Feder. Si todo marcha según lo previsto, a lo largo del primer semestre del año que viene los albañiles podrían comenzar a levantarlo.

La redacción del proyecto de obra para ampliar Los Molinos estará lista en septiembre, por lo que a finales de este año podrían empezar las obras. La idea es edificar un módulo con cuatro clases que, junto con la división del actual salón de actos en dos aulas, permitiría dotar al centro de seis estancias educativas más. El nuevo salón de actos irá en el edificio que se haga, con lo que se ganará en espacio y en calidad de la enseñanza. La inversión ronda los 845.000 euros.

Para quitar los barracones

El instituto es bilingüe y el único de la Región de Murcia adscrito a un proyecto de aprendizaje de la lengua inglesa del Ministerio de Educación llamado British Council. Por ello, es muy demandado en zonas de Cartagena como Barrio Peral, José María Lapuerta y San Félix. Al centro acuden más de un millar de alumnos.

Detalles

Instituto Los Molinos
La redacción del proyecto de obra estará lista en septiembre.
CIFP Hespérides
La Dirección General de Patrimonio tramita el expediente de aceptación del suelo.
Lo que queda pendiente
Arreglos en los colegios San Cristóbal, San Isidoro y Virgen del Carmen. También en los institutos Juan Sebastián Elcano, Mediterráneo e Isaac Peral.

Con esta obra acabará la saturación en las clases y serán eliminadas las cuatro aulas prefabricadas instaladas en el patio. La última de ellas fue montada a principios del curso pasado. Casi con toda probabilidad, según fuentes de la Consejería, los trabajos no podrán estar listos para el inicio del curso 2020-2021, ya que se alargarán nueve meses. Tras ello, habrá que equipar las aulas con todo lo necesario, aunque no se descarta que puedan ser usadas a lo largo del curso que viene.

La remodelación del CIFP Hespérides es la que más retraso lleva. Fue proyectada hace cuatro años, pero diferentes trámites administrativos han bloqueado el proyecto. Entre ellos, la cesión de suelo por parte del Ayuntamiento, que se ha llevado dos años. Actualmente, la Dirección General de Patrimonio tramita el expediente de aceptación de la cesión del terreno colindante al centro, donde serán construidas nuevas dependencias.

Dos escuelas más tendrán en septiembre comedor: Feliciano Sánchez y José María Lapuerta

La inversión rondará los 2,7 millones de euros y la superficie a construir es de 2.750 metros cuadrados. El proyecto prevé nuevas aulas y espacios para profesores, pero, sobre todo, estancias para que los alumnos realicen prácticas.

El Hespérides comparte instalaciones con el Instituto Santa Lucía, que imparte a unos trescientos alumnos Educación Secundaria, Bachillerato y Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI). También habrá mejoras en las aulas de este centro, heredero del antiguo Instituto Bastarreche.

Reforma de El Lazareto

A este centro educativo pertenece el edificio El Lazareto, ubicado en el muelle de Navidad, que también va a ser reformado Se trata de las antiguas instalaciones que ocupó hasta su traslado al Muelle de Alfonso XII, en 2010, el Museo Nacional de Arqueología Subacuática (Arqua). Están cedidas por la Autoridad Portuaria. En este caso, las obras están en fase de adjudicación, según fuentes de la Consejería de Educación.

Lo que queda pendiente para el año que viene es la rehabilitación integral del módulo norte de la Casa del Niño y la adecuación de espacios. Los trabajos prevén la construcción de tres aulas de Educación Infantil, una sala polivalente de 55 metros cuadrados, un salón de actos, un comedor de 120 metros cuadrados, para unos 80 comensales por turno, y una cocina de 32 metros.

Además, habrá aseos adaptados para los niños de Infantil comunicados con las aulas. En la primera planta está proyectado hacer una sala de profesores, una biblioteca y más baños. El proyecto prevé también la reestructuración de los espacios existente, para habilitar un aula de ordenadores y un despacho para el profesor de orientación. Estos trabajos estaban previstos que se pudieran hacer a lo largo de este verano, pero, según un portavoz de la Comunidad, aún falta adjudicar el proyecto y después contratar la obra.

San Cristóbal y San Isidoro

A todo ello se le une otros proyectos, que la exconsejera Martínez-Cachá se comprometió a impulsar este año. Se trata de los centros San Cristóbal (El Bohío), donde los padres exigen la construcción de, al menos, cuatro aulas más para quitar los dos barracones del patio; San Isidoro (Los Dolores); y el Virgen del Carmen; y los institutos Juan Sebastián Elcano; Mediterráneo; e Isaac Peral. En este lista también está incluido el Centro Integrado de Formación Profesional de Hostelería y Turismo, que espera una ampliación en un terreno contiguo.

La Comunidad Autónoma realiza tres obras este verano en Cartagena, en las que gasta cerca de 120.000 euros. Se trata de la construcción de los comedores escolares de los Colegios Feliciano Sánchez y José María Lapuerta y de la mejora de los accesos y de los aseos del Centro Público de Educación de Personas Adultas.

Los trabajos en el primero de esos comedores tienen un presupuesto de 48.385 euros y consisten en adecuar zonas del centro para tal uso. En el segundo, la obra se lleva a cabo en el mismo espacio donde estuvo ubicado el comedor escolar. Pese a esos esfuerzos, aún hay centros que solicitaron este servicio y que están a la espera de ver satisfechas sus reivindicaciones. Entre ellos, destaca el Mare Nostrum, ubicado en la calle Ribera de San Javier, junto al Cenit.

Lo que sí está acabado es la obra en el Centro de Educación Permanente de Adultos, ubicado en el antiguo colegio Antonio Arévalo. Allí se han mejorado los accesos para adaptarlos a las personas con problemas de movilidad. Las obras, según fuentes de la Consejería de Educación, han costado 13.700 euros.