«Este año ampliaremos el área de quirófanos y reformaremos Urgencias, que tendrá UCI»

José María Ferrer, ante el hospital del Centro Médico Virgen de la Caridad./ J.M. Rodríguez / AGM
José María Ferrer, ante el hospital del Centro Médico Virgen de la Caridad. / J.M. Rodríguez / AGM

«Los nuevos dueños han asumido todos nuestros proyectos, como el de seguir con la expansión de los centros periféricos», señala José María Ferrer Cazorla, director del Centro Médico Virgen de la Caridad

Antonio López
ANTONIO LÓPEZ

Hace cuatro meses, los socios fundadores del Centro Médico Virgen de la Caridad vendieron todas sus acciones al grupo inversor Magnum Capital Partner por un montante que no revelan pero que se presupone millonario. No obstante, José María Ferrer Cazorla (Murcia, 1957) continúa al pie del cañón como director de un hospital que es su vida. Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Murcia, especialista en Pediatría y Medicina Familiar y Comunitaria es sufridor del Atlético de Madrid y amante de su trabajo, en el que seguirá como gerente hasta dentro de cinco años, cuando acabará con el proyecto personal que comenzó hace 37 junto a otros ocho amigos.

- Hace ya cuatro meses de la venta del centro médico a Magnum Capital Partners. ¿Qué ha cambiado desde entonces?

-Nada. Estamos muy contentos porque el hospital sigue igual que antes. La gente pensaba que después de la venta iban a ocurrir una serie de cataclismos, y no ha sido así. Este tipo de fondos no suele intervenir en el día a día de las empresas que compra. Antes me reunía con mis socios y ahora, como director, lo sigo haciendo, pero con los nuevos dueños.

«La querella del Perpetuo no la entendemos, porque los linderos se ajustan al Plan Urbano de 1987» Tribunales

«El resultado no ha sido el esperado, porque en la Región no hay una verdadera política turística» Turismo sanitario

- Días después de la venta aseguró que los intereses de la inversora eran los mismos que los de los anteriores dueños. ¿Sigue siendo así?

- Sí. Los nuevos propietarios vienen con el objetivo de seguir creciendo, que era también el nuestro.

- Creciendo, ¿en qué sentido?

- Ahora estamos ultimando los presupuestos para ampliar el bloque quirúrgico. De hecho, si no hay cambios, en breve iniciaremos las obras, que podrían estar dentro de dos o tres meses. Así, pasaremos de dos quirófanos a cuatro y de tener cirugía mayor ambulatoria, la que el paciente viene, es operado y se marcha a su casa el mismo día, a una cirugía más compleja, ya que ahora tenemos camas de hospitalización. También aumentaremos la cartera de servicios. Ya están solicitados a la Consejería de Salud. Después, calculo que tras el verano, acometeremos la reforma de Urgencias, para darle un poco más de contenido. Además, hemos reforzado el servicio con más personal, porque en los últimos seis meses hemos tenido un repunte importante de la actividad asistencial.

- ¿En qué porcentaje de ocupación está la zona de hospitalización inaugurada el pasado año?

- Está entre un 60% y un 80%, dependiendo del día. Tenemos dos plantas. Hasta Navidad mantuvimos abierta una, pero en el último mes y medio hemos tenido que poner en marcha la otra también. Eso nos da pie a tener más capacidad de operatividad.

- Cuando acabaron las obras de esa zona, dijo que todo estaba preparado para ampliarla, no en más plantas, sino hacía la zona de Urgencias. ¿Este proyecto lo han asumido también los nuevos dueños?

- Tenemos ya licencia. El objetivo es hacer doce habitaciones individuales por planta. Pero esto es un proyecto a medio plazo. De llevarlo a cabo, el hospital llegaría a un total de 62 habitaciones individuales, con la posibilidad de hacerlas dobles. Pero queremos ser fieles a nuestro modelo de servicios y que permanezcan para un solo paciente. Solo cuando lleguemos al 100% de nuestra capacidad tomaremos la decisión de acometer este proyecto.

- Hablaba de nuevos servicios. ¿Cuáles entrarán a formar parte de su cartera?

- Por ejemplo, en Urgencias tendremos una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) con seis camas. Además, mejoraremos el servicios de Radiología. El resto del hospital está bien.

- ¿En el Policlínico harán algo?

- En el Policlínico teníamos 22 consultas y ahora 27. Hemos pasado de tener en esta zona 800 metros a más de 1.100. También hemos mejorado las salas de espera, construido una tercera recepción y modernizado el sistema de citas telefónicas y 'online'. Es decir, todos los proyectos que teníamos siguen adelante con Magnum.

- En cuanto a los centros periféricos, ¿hay previsto la puesta en marcha de alguno más?

- Hay algo previsto, pero hasta que no lo tengamos cerrado no podemos decir nada, porque si después no sale quedamos mal. Pero sí, sí que hay voluntad de desarrollar y consolidar la marca. Ahora, estamos en fase de estudio de todos los centros.

- Desde hace muchos años están intentando comer parte de la tarta que supone el turismo sanitario. ¿Han logrado ya resultados?

- Es una faceta a la que le hemos puesto mucha ilusión y el resultado no ha sido el esperado. No hay que confundir aquellos extranjeros que viven en la zona y vienen al hospital, con aquellos que residen en otro país y solicitan nuestros servicios. El turismo sanitario es esto segundo, pero en Cartagena no termina de arrancar, porque en la Región no hay una verdadera política de turismo definida, y eso nos afecta. También nos perjudica que no haya vías de comunicaciones, como un AVE. Eso nos resta competitividad. Si no les facilitamos su llegada no vendrán. Además, Cartagena es muy poco conocida.

- ¿La dependencia del centro médico de los usuarios del Servicio Murciano de Salud (SMS) es muy amplia?

- No. No tenemos tanta dependencia. Tenemos un concierto y cuando el SMS necesita hacer intervenciones quirúrgicas o pruebas de diagnóstico nos envía a pacientes. Depende de la política y de las necesidades. A veces es puntual y otras no tanto. Pero, por poner un ejemplo, el año pasado tuvimos la mitad que en 2017 y en lo que llevamos de año no llegamos ni a las cifras de 2018.

- Un juzgado ha abierto diligencias para que se investigue la querella criminal interpuesta por el Hospital Perpetuo Socorro, por una presunta apropiación indebida de un terreno de dominio público por parte del Centro Médico Virgen de la Caridad, los correspondientes a su aparcamiento. ¿Cómo cree que acabará todo esto?

- No lo entendemos. No tiene sentido. Esto está más que estudiado y estamos muy tranquilos. Los linderos se ajustan fehacientemente al Plan General Urbano de 1987. No llegará a ningún sitio. Tenemos la conciencia muy tranquila, porque no hemos tocado nada ni nos hemos apropiado de nada. Además, de la finca que compramos hace 37 años, nos faltan 800 metros, que mucho nos tememos que son los del carril bici. Esto no lo vamos a reclamar.

- ¿Seguirá apoyando al FC Cartagena si sube a Segunda División?

- Esa es mi intención. Espero que estemos a la altura de las circunstancias.