Contra viento y marea

Las comparsas derrocharon estilo en las coreografías que ejecutaron en el desfile. /
Las comparsas derrocharon estilo en las coreografías que ejecutaron en el desfile.

Las comparsas tomaron las calles pese a la amenaza de lluvia

JUAN RUIZ PALACIOS

La lluvia amenazó hasta última hora, pero pudieron más las ganas de fiesta y de llenar las calles de color. Porque, como muchos piensan, Águilas se lo merece todo este año. A pesar de que durante el segundo desfile de comparsas y carrozas cayeron algunas gotas de agua, la gente quiso disfrutar de la gran fiesta del municipio, declarado recientemente de interés turístico internacional.

Hubo menos gente debido al mal tiempo, pero ello no evitó que las calles se llenaran de vecinos y turistas para contemplar el cortejo después de la gran noche de fiesta. Las peñas bailaron y no dejaron de mover el esqueleto durante todo el desfile, que se inició en la avenida Juan Carlos I, recorrió la calle Carlos III y concluyó frente al Ícaro, monumento dedicado al Carnaval.

Los más pequeños de las comparsas fueron el preludio de una noche llena de emoción. Cautivaron al público que no quiso perderse el festejo. La Musa, María del Mar Ortega, de la peña El Tangay, vistió un traje largo con plumas que llegó a los corazones de los asistentes. La pena es que el desfile tuvo cortes debido a las inclemencias del tiempo. La gran nota la pusieron los miembros de la peña No lo sé. Al igual que el pasado domingo, esta formación enseñó al público sus trajes de corto. Y provocaron risas, puesto que cantaron todos juntos coplas, bajo el lema 'La homosexualidad'.

Otra de las notas importantes la protagonizaron los componentes de La Rata Loca, quienes volvieron a criticar, al igual que el pasado domingo, las imputaciones de algunos políticos e hicieron parodia de los sucesos que han sacudido a la Monarquía durante los últimos meses. La peña fue sancionada el pasado domingo por protagonizar un corte en el recorrido del desfile, debido a que el público se quedó en varias ocasiones ensimismado con la belleza de una joven que les acompañaba bailando y desafiando el frío con apenas unos retazos de ropa. No faltó ni música, ni baile, ni ganas de pasarlo bien. Aunque fue una fiesta de resaca -el Carnaval de Noche aún pasaba factura-, todos festejaron por todo lo alto que el desfile pudo salir pese a los malos augurios meteorológicos y a que mucho público se curó en salud y se pertrechó con paraguas.

La fiesta continúa

La fiesta sigue mañana con las actuaciones de la murga. Además, el viernes por la noche está previsto el tercer desfile, en el que se lucen las peñas foráneas. El sábado tendrá lugar el último día grande, cuando se celebre la tercera y última parada, se queme a Don Carnal y se entreguen los premios de esta edición.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos