Las autoridades alertan de una gran crecida del Segura en Murcia

El río Segura, desbordado a su paso por Archena esta tarde. / Ayto.

El organismo de cuenca expresa su preocupación por la «onda de avenida» que baja por el cauce, y teme posibles desbordamientos a partir de Beniel

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura, Mario Urrea, acaba de expresar su preocupación por la «onda de avenida» que baja por el cauce del río Segura, que alcanzará la ciudad de Murcia probablemente entre la medianoche y la 1.30 de la madrugada del viernes. El fenómeno presumiblemente se producirá en la Vega Baja a primera hora de la mañana del viernes.

Los técnicos de la CHS consideran que el cauce que atraviesa la ciudad tiene capacidad suficiente para el volumen de agua que se espera. Los problemas pueden surgir a partir de Beniel, y sobre todo en la Vega Baja, donde se teme que haya desbordamientos. La CHS recomienda a la población que tome precauciones.

Los consecuencias e intensidad de la crecida estarán relacionadas con las precipitaciones que se produzcan a partir de esa hora. A su paso por Archena, el río circula al 70% de la capacidad de cauce. En el Azud de Ojós, el nivel del agua ha superado el dique.

Las lluvias torrenciales han provocado asimismo una enorme tronera en el canal del postrasvase de la margen izquierda, que dejará inservible el acueducto durante varias semanas. La rotura del canal se ha producido pedanía de Los Valientes, en Molina de Segura. El agua va a una rambla que desemboca en el embalse de Santomera. No hay peligro para la población, señala la CHS.

Evacuación de los vecinos de Alquerías, El Raal, Santa Cruz y Zeneta

El alcalde de Murcia, José Ballesta, convocó esta tarde el Gabinete de Crisis ante la alerta roja declarada por la AEMET e informó de que «hemos iniciado los trabajos para la evacuación de las familias cuyas viviendas se encuentran en zonas de riesgo de las pedanías de Alquerías, El Raal, Santa Cruz y Zeneta».

«Ante el preaviso de la crecido del río que hemos recibido desde la Confederación Hidrográfica del Segura y el Gobierno regional, ya se están evacuando las familias cuyos domicilios se encuentran en las zonas donde se prevé que la crecida del río sea mayor y exista riesgo de desbordamiento», apuntó el alcalde.

José Ballesta informó de que «para todas aquellas personas se ha habilitado el pabellón de El Esparragal, así como el pabellón Cagigal», y manifestó que «a lo largo de esta tarde, no se han producido incidencias de importancia, ni para los seres humanos ni para las infraestructuras, salvo alguna caída de jarros y cornisas».

El Ayuntamiento permanece en alerta, con un dispositivo especial integrado por más de 1.000 efectivos que trabajarán a lo largo de toda la noche, entre Bomberos de Murcia, Policía Local, Protección Civil, Aguas de Murcia, el servicio de alumbrado, limpieza, urbanismo, el Servicio de Emergencia Móvil y Atención Social (SEMAS), así como parques y jardines.