Un alumno aventajado

Un alumno aventajado
ÁLEX

Jorge Pastor, de 2º de Bachillerato del IES Sanje de Alcantarilla, es uno de los 50 mejores estudiantes de España y ha ganado una Beca Europa de la Universidad Francisco de Vitoria

FERNANDO PERALS MURCIA

Creativo. Inteligente. Curioso. Inquieto. Positivo. Elocuente. Y con un gran amor, los coches. Así es Jorge Pastor Zaragoza, uno de los 50 mejores estudiantes de Bachillerato de España y ganador de una Beca Europa de la Universidad Francisco de Vitoria. Es una de las mentes privilegiadas del país con 17 años. Nació en Guadalajara el 12 de junio de 2001, pero aunque en su carnet de identidad ponga que es del municipio de La Mancha, Jorge, que llegó a Murcia con solo dos años, se siente murciano por los cuatro costados. Aterrizó en la Región junto a su familia. Es hijo único, su madre es ama de casa y su padre militar, la razón de que un día llegara hasta aquí, ya que fue destinado a la Base de Javalí Nuevo. El joven talento es alumno del IES Sanje de Alcantarilla, donde estudia el Bachillerato especial 'Mares', que consiste en la investigación de un proyecto a través de la rama científica.

Enamorado de los coches y del automovilismo, su infancia estuvo rodeada de vehículos en miniatura que le regalaban, coches teledirigidos y un sinfín de revistas con las que aprendió a leer. Una predilección que, sin razón aparente, le llegó de su padre: «Él puso la semilla y yo fui adentrándome en este mundo». Una pasión que, aunque venga de lejos, anhela que continúe y envuelva su futuro. «Quiero ser ingeniero de Automoción, dedicarme al mundo de los coches y viajar por todo el mundo. Mi verdadero sueño es trabajar en un equipo de Fórmula 1».

No tiene recuerdos de su traslado a Murcia porque fue a una edad muy temprana, pero sí de sus primeros contactos con quienes hoy forman su grupo de amigos. Comenzó a estudiar en el CEIP Jacinto Benavente de Alcantarilla, donde cursó Infantil y Primaria y forjó sus primeras amistades. «Fue una época increíble; éramos una familia», recuerda con cariño. Al llegar a Secundaria, pasó al IES Sanje, donde se encuentra ahora estudiando el último curso de Bachillerato, paso previo a la Universidad. «He llegado a donde estoy gracias a ellos. Su interés por la investigación es grandísimo».

Se autocalifica como creativo, le definen como alguien muy positivo y adora la lealtad y la sinceridad en los demás

El diseño gráfico

Como no puede ser de otra manera, los vehículos de cuatro ruedas se cuelan entre sus aficiones. Porque los tiene. A pesar de rozar el 10 de nota media en sus estudios, Jorge le dedica el mismo tiempo a los libros que a lo que le hace más feliz. Se niega a concentrar su vida en lo lectivo porque «la base de todo es una buena organización que te permita compaginar varias tareas». En su tiempo libre, también hay hueco para las series, pues es un gran apasionado de 'Juego de Tronos' y 'The Walking Dead', la música, los videojuegos, la natación y el diseño gráfico, esta última otra de sus pasiones, con la que ya ha hecho sus 'pinitos': «Tengo una empresa 'online' en la que decoro coches, carrocerías, y elaboro logos y carteles. Trabajé para el rally de Lorca preparando mapas y carteles. Me sirve para entretenerme y desconectar del resto de cosas».

Algunas de estas aficiones, principalmente los fines de semana, las disfruta con su incondicional grupo de diez amigos, que continúa unido desde Primaria. Una pandilla con la que comparte uno de los rasgos que más caracterizan a Jorge: la imaginación. «Nos gusta ir a conciertos y al cine, pero somos inquietos. Intentamos hacer cosas diferentes cada vez que podemos».

El joven talento, murciano de adopción, es un apasionado de los coches y persigue el sueño de ser ingeniero de Automoción y trabajar en un equipo de Fórmula 1

Jorge usa la palabra 'creatividad' para definirse. Es curioso, le da las vueltas necesarias e innecesarias a todos los temas que le preocupan y le gusta probar cosas nuevas. «No me gusta seguir el camino que está escrito, sino buscar otros», asegura. Los que le rodean destacan de él su positivismo, para lo bueno y lo malo, ya que -como el propio Jorge señala- «siempre intento ver el lado bueno de las cosas».

Lealtad y sinceridad

Se trata un joven especial. No solo por su gran talento. Sorprende su mentalidad adulta y se expresa con una delicadeza y una habilidad suntuosas. Tiene algo diferente, y se le nota cuando responde a qué es en lo que se fija cuando conoce a alguien: «Me gusta saber el estilo de música que escucha otra persona. Para mí, es algo que dice mucho de uno mismo». Admira la lealtad y la sinceridad. Le gusta la gente que cumple su palabra e intenta rodearse de personas que posean esta singularidad. Él, por su parte, es exigente consigo mismo en todas las facetas de la vida. Reconoce que cuenta con una capacidad de oratoria especial, aspecto que ensalza, con humildad, de su persona. Pero destaca su mayor defecto, que intenta mejorar: «Soy demasiado obstinado. Sé que va en mi curiosidad, pero soy excesivamente cabezota para muchas cosas y, a veces, cruzo el límite». Su sueño, el de ser ingeniero de Automoción y, si es posible, trabajar en un equipo de Fórmula 1, aún queda lejos, y el camino a recorrer será duro y trabajoso. Pero Jorge lo sabe y tiene un as bajo la manga, porque cuenta con ventajas implacables: una mente privilegiada y unas ganas colosa les de cumplir sus metas.