https://static.laverdad.es/www/menu/img/local-camara-comercio-murcia-desktop.jpg

La inflación repunta por los precios del petróleo y la electricidad

La tasa interanual en la Región de Murcia avanza 9 décimas en mayo respecto al mes anterior, situándose en el 1,6% interanual

LA VERDADMurcia

Confirmando todas las previsiones, el Índice de Precios al Consumo (IPC) se ha visto impulsado al alza durante el mes de mayo sobre todo por efecto de la cotización del petróleo y la electricidad. Estos factores han hecho que la tasa interanual en la Región de Murcia haya avanzado 9 décimas respecto al mes anterior, situándose en el 1,6% interanual.

A pesar de este notable avance, los precios en la Región siguen siendo los más bajos del conjunto de las Comunidades Autónomas, ya que al estar marcados por factores comunes a la economía nacional, la tasa media española también ha repuntado hasta el 2,1%. De hecho, si descontamos los productos energéticos y los no elaborados (inflación subyacente), los precios se situarían en el 1,1 nacional y el 0,6 regional.

En la evolución mensual, que ha sido del +0,8%, los citados factores se han visto reflejados en el comportamiento del grupo de transporte (+2,1%) que ve encarecidos los combustibles; y la vivienda (+0,9), principalmente por la subida de la electricidad. A ellos se suma la tradicional evolución de los precios de vestido y calzado (+2,4) por la temporada primavera-verano; junto con alimentos y bebidas no alcohólicas (+0,9), por el mayor precio de la fruta fresca. El único grupo que ha visto descender sus precios, aunque moderadamente, es el relativo a ocio y cultura (-0,2%), influido por los paquetes turísticos .

Por lo tanto y teniendo en cuenta que este nivel de precios se sitúa dentro de las recomendaciones del Banco Central Europeo, cifrado en el entorno del 2%, el IPC de la Región (1,6) se puede calificar de equilibrado y más acorde con una evolución económica marcada por la creación de empleo y la recuperación del consumo.

Si embargo, también hay que considerar que la dependencia energética de la economía española en general y la murciana en particular supone una debilidad que la hace fuertemente dependiente de la evolución de los precios del petróleo, principalmente por su impacto en los costes de producción y por el encarecimiento de las importaciones y su efecto en el saldo de la balanza comercial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos