Los libros de 2018

Los libros de 2018

Veinte escritores de la Región comentan para 'La Verdad' las obras literarias que más les han impactado en un año de cosecha sobresaliente

Veinte escritores de la Región de Murcia recomiendan en estas páginas del suplemento 'Ababol' los títulos que más les han emocionado en 2018, una añada excelente en el ámbito literario. 'La Verdad' agradece la colaboración de Jerónimo Tristante, Trifón Abad, Teresa Vicente, Marisa López Soria, Ángel Paniagua, Dionisia García, Rosario Guarino, Cristina Morano, David López Sandoval, Antonio Parra Sanz, María Teresa Cervantes, Lorena Moreno, Luis Leante, Lola López Mondéjar, Paco López Mengual, Clara Plath, Ginés Sánchez, Miguel Ángel Hernández, Diego Sánchez Aguilar y Vega Cerezo. Un título destaca entre todos: 'Ordesa', la historia escrita por Manuel Vilas, «un libro agitador», según Vega Cerezo; «un canto desesperado y lleno de amor por la vida», opina Diego Sánchez Aguilar. El libro que recomienda Miguel Ángel Hernández, autor de una de las obras más celebradas del año, 'El dolor de los demás' -recomendado por Paco López Mengual-, es 'Teoría general de la basura', de Agustín Fernánez Mallo. Jerónimo Tristante alaba la última entrega del personaje de Lorenzo Falcó de Pérez-Reverte, 'Sabotaje', mientras que Dionisia García admite que 'La penúltima bondad', de Josep Maria Esquirol, «le ha dado fuerza para mirar con benevolencia este presente». Luis Leante celebra 'Cartas a Mercedes', de Miguel Espinosa. Charo Guarino, autora del Libro Murciano de 2017, invita a reflexionar con Hariri y sus '21 lecciones para el siglo XXI'. Recomendaciones nada desdeñables para regalar historias inolvidables esta Navidad.

'Ordesa', Manuel Vilas

«Manuel Vilas ha escrito un libro hermoso, para que todos los lectores recordemos el auténtico significado de la palabra hermosura». Con esta frase definía Marta Sanz 'Ordesa', de Manuel Vilas. Un libro salvaje, potente y sincero que nos habla sobre la pérdida de los padres, el dolor de las palabras que no se dijeron y la necesidad de querer y ser querido. Es imposible salir indemne de su lectura. 'Ordesa' es de esos libros que te atraviesan de lado a lado y cuya lectura debe hacerse a pequeños sorbos. Tan profundamente sobrecogedor y lúcido, que es difícil hacerlo de otro modo. Duele y alivia por igual y eso es algo que pocos consiguen. Para mí ha sido un libro agitador. Por Vega Cerezo.

Lo que define a Manuel Vilas y a esta novela, 'Ordesa', es su originalidad. Cuando Vilas escribe, parece que es el primer escritor del mundo. Muy pocos escritores pueden hacerte sentir eso. 'Ordesa' no es un libro fácil de definir. Se mueve entre la novela de autoficción y la autobiografía. El libro nace de la muerte de su padre y de su madre, pero no convierte al padre en un personaje de novela, en una biografía. El padre, aquí, es una ausencia, es un fantasma, es un hueco enorme, un espejo descomunal y vacío ante el que se mira continuamente el narrador. Manuel Vilas frente a la muerte, es este libro.

Y es que lo importante no es saber qué cuenta o qué género encaja con 'Ordesa'. Porque 'Ordesa' no cuenta, 'Ordesa' canta. Vilas canta. 'Ordesa' es una sinfonía. No es una novela. No es una autobiografía. Es un canto desesperado y lleno de amor por la vida, por sus padres muertos: es un canto de un hombre desesperado plantado sin escudo delante de la muerte y delante del tiempo destructor. Léanla. Por Diego Sánchez Aguilar.

'La desaparición de Josef Mengele', Olivier Guez

«Aléjense de nosotros los sueños y las quimeras de la noche», le susurra, en perfecto latín, el padre de Josef a Josef. Se lo susurra de niño, tal vez durante un paseo por los bosques de Baviera, donde la familia Mengele es rica y poderosa. Luego es Josef el que se aleja. Primero vía Génova hacia los brazos abiertos de Perón, en los que pasa un buen número de años hasta que lo acoge Stroessner en Paraguay. Josef escondido entonces, aterrado cuando sabe de la captura de Eichmann. Josef que no quiere ser sometido a juicio y que prefiere pagar su condena en paranoia y en miedo. Así que 'vive' siempre escondido, siempre en manos de otros, siempre con el oído atento. Siempre solo y pendiente de la traición. La novela, mitad reportaje de investigación, es a ratos rigurosa, a ratos vibrante, a ratos patética. Sobre todo desmitificadora. Porque no hay mito en Josef, sino solo vulgaridad. Y más conforme se desliza hacia la vejez y la muerte. «Yo, le dirá a su hijo (se lo dirá como si fuera posible que la muerte no lo fuera a alcanzar), no fui más que un engranaje. Yo no fui responsable». Aléjese de nosotros. Por Ginés Sánchez.

'Teoría general de la basura', Agustín Fernández Mallo

En realidad, esta recomendación vale por dos. Y es que Agustín Fernández Mallo ha publicado este año dos libros magistrales que son parte de un mismo impulso: el ensayo 'Teoría general de la basura' y la novela 'Trilogía de la guerra' (Premio Biblioteca Breve). El ensayo, que despliega un pensamiento que el autor denomina «realismo complejo», nos habla de la necesidad de pensar cualquier obra de arte como apropiación y reelaboración de unas formas culturales previas. La originalidad absoluta no existe, lo que desechamos en cada época es también parte de quienes no somos, la basura regresa y se reaprovecha en lo que creemos nuevo. Es un libro sobre el viaje de las ideas, de los objetos y de las formas culturales. Una teoría de la cultura -a medio camino entre la antropología, la filosofía, la ciencia y la teoría del arte- fundamental para entender el mundo en que vivimos. Igual que su 'Trilogía de la guerra', una novela formidable -quizá la mejor del autor-, que pone en práctica esa escritura del detalle que abre la experiencia y que nos hace conscientes de los diversos estratos del tiempo, de cómo pasado, presente y futuro se articulan y entrelazan. Por Miguel Ángel Hernández.

'Mañanas negras como el carbón', Brett Anderson

Si el lector espera un relato ardiente de fama y excesos, este no es su libro. Tampoco hay referencias a procesos de grabación, giras ni locales de ensayo. 'Mañanas negras como el carbón' es el canto desgarrado de un hijo en el momento vital en el que se convierte en padre. Alguien que llegó a ser líder de una de las bandas más influyentes del pop británico de los noventa, Suede, y que ahora mira hacia atrás con la nostalgia elegante del triunfador.

'Pobres como ratas', así podríamos resumir su infancia en Haywards Heath, una humilde ciudad dormitorio al este de Inglaterra. A través del frío y húmedo paisaje gris, nos describe, de manera brillante, las relaciones con su padre, madre y hermana. Sus inicios en la música durante su adolescencia junto a Justine Frischmann (vocalista de Elástica) y la aparición de Bernard Butler, pieza fundamental en la banda.

El fin llega justo en el comienzo, cuando Suede firma su primer contrato discográfico. Tal vez Brett nos prepara una segunda entrega de unas 'Mañanas ya no tan negras'. Lo que no podemos negar es la sinceridad y maestría con la que narra aquellos duros inicios. Un auténtico ejercicio de desnudez sensible y emotiva. Por Clara Plath.

'Dieciocho meses y un día', Paz Castelló

No sé si es la mejor novela del año, pero sí sé que es la que más impresionó a este lector, por la fuerza desmedida de su trama, por transcurrir íntegramente en un piso, o por reflejar la vida de una mujer asolada por la agorafobia, de la que no se habla mucho en literatura, y sobre todo por hacerse eco de las víctimas colaterales de la violencia de género, de las que se habla todavía menos.

Paz Castelló se emplea a fondo en esta obra, dándole el protagonismo a una mujer que solo puede encerrarse en casa tras presenciar la muerte de su mejor amiga a manos de su expareja. Con la única ayuda de un amigo y vecino, un personaje con un gran potencial narrativo, trata de sobrevivir a ese año y medio que pasa encerrada.

El lector, por tanto, se va a encontrar con el desgarro de quien sufre, aunque no tanto como la víctima, con la visión de quien contempla la vida a través de una ventana, pero también con una prosa muy bien llevada, y unos caracteres humanos a los que no podrá olvidar con facilidad. Sumémosle a eso la voluntad de la lucha y el poder de la amistad, y sabremos por qué esta novela tiene el valor que tiene. Por Antonio Parra Sanz.

'El ímpetu cruel de mi destino', Francisco de Aldana

Es difícil quedarse con un libro cuando son varios los que me han satisfecho (y de todas las maneras que pueda imaginar el perverso lector). Pienso en '4 3 2 1', la obra maestra de Paul Auster, o en 'Hablamos la misma lengua', la monumental historia del español en América de Santiago Muñoz Machado. Pero finalmente elijo una pequeña joya de la Colección Antologías (Renacimiento), de cuyas cubiertas estoy perdidamente enamorado. Se trata de 'El ímpetu cruel de mi destino', y lo firma el jovencísimo Francisco de Aldana. Aunque tengo dos ediciones de su poesía completa (Planeta y Cátedra), esta selección que realiza Enrique Baltanás ha hecho que me reencuentre con uno de mis escritores más queridos. En el libro están todos los tesoros del poeta soldado, como los 'Pocos tercetos escritos a un amigo' o la 'Carta para Arias Montano', cima de nuestra literatura. Aldana fue un hombre de acción que ansiaba el retiro del mundo (y en un rincón vivir con la victoria / de sí). En su poesía la belleza es verdad y la verdad belleza, requisito para que lo que se escribe pueda ser leído 500 años después sin que deje de ser eternamente contemporáneo. Por David López Sandoval.

'El voto femenino y yo, mi pecado mortal', Clara Campoamor

«Frente a ningún problema se dirán jamás las incongruencias y enormidades que se dicen cuando a la mujer se la discute», dice Campoamor, y nos parece estar oyéndola ahora mismo, como si 100 años no bastaran para que cambie nuestro estatus. No podría elegir un libro de política por muy oportuno que sea -y las palabras de Campoamor sobre cómo las mujeres españolas consiguieron ejercer el derecho al voto en 1931 lo es-, si no estuviera escrito con la gracia, la verdad y la profundidad de este. El estilo airoso con que Clara descubre las interioridades de los debates en el Congreso y la digna tristeza con que se duele de la desunión de las izquierdas quedan para siempre en el corazón de quien la lea. Otros libros que he admirado este año: 'Factbook', de Diego Sánchez Aguilar; 'Mujeres en la oscuridad', de Ginés Sánchez; y 'Debajo de los días', de Ángel Paniagua. Por Cristina Morano.

'21 Lecciones para el siglo XXI', Yuval Noah Harari

Tras 'Sapiens: de animales a dioses. Una breve historia de la Humanidad' (Debate, Barcelona 2011) y 'Homo deus: breve historia del mañana' (Debate, Barcelona 2016), el escritor israelí Yuval Noah Harari expone en este nuevo ensayo un claro y riguroso panorama sobre temas de total actualidad estructurados en cinco partes, que abordan desde la tecnología a la religión pasando por la política, tomando como referencia en este caso el 'hinc et nunc'. Tal como declara su autor, la obra se ha escrito «en conversación con el público», de manera que queda patente en las distintas cuestiones tratadas una actitud abierta que lejos de intentar sentar cátedra se muestra receptiva a opiniones que han ido puliendo lo que en algunos casos habían sido artículos o ensayos previos, enriquecidos ahora por otros puntos de vista que completan la argumentación y la convierten en un diálogo fructífero.

El nacionalismo, la religión y la cultura, entendida como seña de identidad que diferencia y excluye, se señalan como grandes obstáculos para la cooperación, en tanto que levantan muros de hostilidad que fragmentan a la Humanidad.

Un libro excelentemente documentado que propicia la reflexión y nos ofrece claves válidas para interpretar el mundo actual. Por Rosario Guarino Ortega.

'La penúltima bondad: Ensayo sobre la vida humana', Josep Maria Esquirol

'La penúltima voluntad' es el título del libro de Josep Maria Esquirol, 'ensayo sobre la vida humana', tal y como aclara el subtítulo. Como lectora de este género, he disfrutado el libro donde ya el título es sugerente y cargado de posibilidades. Comencé su lectura y apartaba trabajos que pedían llegar a su fin, porque las páginas del libro no permiten la lectura discontinua, sino mantener toda la atención, con el fin de centrarse en un mundo lleno de pensamiento filosófico-humanista que mucho puede aportar al lector que busca.

Al inicio, nos dice Esquirol: «Cada persona es un acontecimiento inefable». Siguiendo esa celebración, el autor incorpora el concepto de «las afueras», desde donde se puede cuidar la vulnerabilidad del ser humano. Ampararlo a él y a cuantos la vida y los vaivenes nos llevan. Sin Auctoritas, sino guareciéndolos del 'relente' de la violencia invasora.

En el «todos somos iguales», frase afirmada por el autor, puede estar la raíz y el principio fundador de 'las afueras', el acercamiento al próximo y a quienes vayan pasando por nuestras vidas; con generosidad, otra forma de amar y de 'sentir' con el otro, que sería también la verdadera amistad, como dijo Montaigne.

Este libro pone en presencia temas de la vida y para la vida. Más que gratificar, me ha dado fuerza para mirar con benevolencia este presente tan alejado a veces de la vida humana. Por Dionisia García.

'El dolor de los demás', Miguel Angel Hernández

Me ha vuelto a ocurrir con 'El dolor de los demás', la última novela de Miguel Ángel Hernández. A veces cae en tus manos un libro que, tras leer una veintena de sus páginas, te secuestra de tal manera que no logras despegarte de él hasta que llegas al fin; una de esas historias, tan bien contadas, que estás deseando llegar a casa y tumbarte con ella en el sofá, para continuar leyendo. Y lo deslumbrante de esta obra es que el autor, en un alarde de simplicidad (autenticidad) literaria, coloca el planteamiento, el nudo y el desenlace en las dos primeras líneas de la novela: «Hace veinte años, una Nochebuena, mi mejor amigo mató a su hermana y se tiró por un barranco»; el resto de sus trescientas páginas es pura magia narrativa.

No sé si se tratará de una tendencia pasajera, de una moda o de una variedad literaria que ha llegado para asentarse con fuerza en las librerías, pero la autoficción o las historias autobiográficas -género en el que se encuadra la novela de Miguel Ángel Hernández-, cada día conquista a más lectores, ávidos de leer historias reales.

De las muchas buenas obras que he leído a lo largo del 2018, si tuviese que quedarme con una sola, esa sería 'El dolor de los demás'. Por Paco López Mengual.

'Actos humanos', Han Kang

Explorar la crueldad humana es la razón central de la literatura de Kang. En 'La vegetariana', el rechazo de la violencia lleva hasta la autodestrucción de la protagonista, que la ejerce contra sí misma al negarse a comer carne y, luego, a ingerir otros alimentos. En 'Actos humanos', la autora no escatima en detalles sobre las torturas que los soldados gubernamentales, estimulados por sus oficiales, infligen a los estudiantes desarmados que se han manifestado contra la dictadura que sufría Corea del Sur en los 80. Una crueldad inhumana, bestial, cometida, sin embargo, por unos seres humanos contra otros.

Han Kang cautiva al lector al introducirlo en una atmósfera de enorme intensidad emotiva. Con un eficaz uso del minimalismo expresivo, sabe generar eso que esperamos de una ficción: que nos envuelva, que nos saque de la realidad que nos circunda y nos lleve al mundo que la autora quiere mostrar, aunque este sea terrible. Y lo consigue acercándose con lupa a sus personajes, cuyas emociones experimentamos en carne propia, pues es también en la carne de sus protagonistas donde estas se expresan: son sus cuerpos encogidos, erizados, angustiados, doloridos, sufrientes, los que nos hablan de lo que les está sucediendo. Por Lola López Mondéjar.

'Cartas a Mercedes', Miguel Espinosa

Pocas veces he aconsejado con tanta seguridad como en esta ocasión un libro leído en el último año. Los buenos libros, en mi opinión, son aquellos que siguen dando vueltas en la cabeza del lector mucho tiempo después de haberlos leído. 'Cartas a Mercedes' es uno de esos libros. Para los amantes del 'Universo Espinosa', pero también para quienes lo desconozcan. Para iniciados y no iniciados. Leyendo estas más de 400 cartas, uno tiene la sensación de que la obra literaria de Miguel Espinosa es realidad y estas cartas son ficción. En este río epistolar de una sola dirección (nos quedamos con ganas de conocer las respuestas de Mercedes), la vida y la literatura se funden en una misma cosa. Amor, desamor, ilusión, desengaño, locura, cordura. Nada que no sepamos y, sin embargo, nada que hayamos vivido. O quizás sí y por eso nos desgarra por dentro y lo leemos como el 'voyeur' que observa a través de una cerradura del siglo pasado. Por Luis Leante.

'Aurora o nunca', varios autores (Ana Alcolea, Jesús Díez Palma, David Fernández Sifres, Alfredo Gómez Cerdá, Jorge Gómez Soto, Paloma González Rubio, Daniel Hernández Chambers, Rosa Huertas, Gonzalo Moure y Mónica Rodríguez).

Aurora. Aparentemente, un pueblecito costero como cualquier otro, situado en el paralelo 43º Norte. Sin embargo, las acciones de sus antepasados, saqueadores de barcos, proyectan una alargada sombra de mala suerte, maldiciones e historias de fantasmas que se cierne sobre sus descendientes en la actualidad. Historias como la del barco naufragado 'Livjatan', cuyo espeluznante esqueleto emerge de su tumba marina durante la tempestad. Alrededor de estos fenómenos, orbitan una serie de intrigantes personajes cuyo destino parece ligado a Aurora por un lazo indisoluble: aunque algunos intentan abandonarla, Aurora no les abandona, y les llama a través del espacio y el tiempo con el magnetismo de un canto de sirena al que no pueden resistirse. Diez reconocidos autores de la literatura infantil y juvenil nacional se unen para levantar los cimientos de Aurora. Son fuertes por separado, pero juntos han creado algo fuera de lo común. Diez estilos y voces diferentes que, tras un trabajo de armonización sobresaliente, han conseguido cierta homogeneidad estilística pese a la alternancia en la forma de narrar cada capítulo (la cual añade ritmo y agilidad a la novela), hasta el punto de que parecen escritos por una sola persona y resulta casi imposible distinguir quién se esconde detrás de cada uno. Es original. Es calidad. Y esto, cuando el lector termina el libro, lo sabe. Y sabe que él también se ha convertido en parte de Aurora. Y que de Aurora no se escapa nunca. Por Lorena Moreno.

'Florida Verba', Charo Guarino

Todo lo que sé lo he aprendido de los demás. Cuando el Romanticismo alemán había creado el idealismo, nos llega un pequeño hebreo de Dusseldorf, Heinrich Heine, que llegó a burlarse de los románticos y de los idealistas. Pero llegó el siglo XIX; la Europa de Tolstói, de Verlaine, de Nietzsche... de los que vivieron con la ilusión de protagonizar una de las grandes épocas de la humanidad. A continuación vino el proverbio: «No hay grandes épocas, solo hay tristes gentes». Y el poeta, el artista, el hombre del bien pensar, ¿hacia dónde decidió poner sus ojos? Los filósofos han considerado que la inteligencia es el único medio para llegar a la verdad, pero sobre todo son los poetas. Si nos detenemos en unos versos determinados de J. R. Jiménez, observamos con cuánto fervor le pide a la inteligencia que le dé «el nombre exacto de las cosas / que mi palabra sea la cosa misma creada por mí...». Desde anoche y en estos instantes tengo junto a mí 'Florida Verba', un bello libro de Charo Guarino, bellamente ilustrado por María Carmen García López-Guillén, tal vez un libro que busca «en otras aguas su reflejo, / advirtiendo su huella en las arenas / que fueron ya por otros pies holladas». Una nueva sabiduría que aumenta la luz de esta mañana soleada en esta bella ciudad que se llama Cartagena, cuyo puerto conserva un romanticismo anterior al Romanticismo español: ese Romanticismo de los hombres que soñaron bajo su cielo luminoso o nubarrado. Por María Teresa Cervantes.

'Profundidad de la noche', Vladimír Holan

Vladimír Holan (pronunciado Vládimir Hólan, a pesar de la tilde de la segunda i en checo) es uno de los grandes poetas europeos del pasado siglo XX y muchos consideran -probablemente con razón- que el Nobel de Seifert hubiera sido para él de no haber muerto cuatro años antes.

Holan ha tenido en español la suerte de contar con el amor y la dedicación larga a su obra de la poeta Clara Janés, que aprendió checo para conocerle y traducirle en las varias ediciones (Barral, Hiperión, Icaria, etc.) en las que tantos lo descubrimos, y que Galaxia Gutenberg reunió en 2011 en 'La gruta de las palabras', un tomo de 657 págs. y muy escasa tirada que desapareció sin apenas haberse visto en librerías. Era pues muy esperada y necesaria esta nueva edición ampliada (752 págs., 85 más que el anterior) y con distinto título, 'Profundidad de la noche', en la que a los diez libros completos o antologados de aquella -'Sin título', 'Avanzando', 'Soldados del Ejército Rojo', 'Miedo', 'Dolor', 'Una noche con Hamlet', 'Toscana', 'Una noche con Ofelia', 'En el último trance' y 'Un gallo para Esculapio'- se añaden ahora poemas y prosas tempranas de Coluros, y escritos posteriores de Torso y Trapos, huesos, piel. Todo un acierto, y absolutamente imprescindible. Por Ángel Paniagua.

'La expulsión de lo distinto', Han Byung-Chul

Actualmente hay tal cantidad de excelencia en escritor@s y poetas en Murcia que, honestamente, nombrar a un@ sería injusto, por tanto, como Pilatos, en esta encomienda de lecturas provechosas me quedo con la sorpresa que me produjo el profesor de origen coreano Han Byung- Chul.

'La expulsión de lo distinto' es un ensayo breve aunque complejo de leer, reconozco, si bien, me supo a otro matiz. Me refiero a la percepción que Han observa y nos señala, lastimando casi, como sustitutivo de aquel ancestral miedo al otro, ya que en la sociedad actual, digital (metafóricamente la denomina caja de resonancia), lo que nos aniquila de forma más o menos callada, lo que prima sobre todo es 'El poder de lo igual'.

El ensayista nos señala esa alteración del cuerpo social donde lo parejo e idéntico, típico de totalitarismos, hoy se expande sigiloso como un ladrón amparado en el bienestar del crecimiento, la hipercomunicación, y el hiperconsumo.

Como dijo aquel, la evolución no siempre es un avance.

Y un apunte en novela, solo aparentemente más ligero, aunque sí más ameno, 'Americanah', de la nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie. Para entender, entre otras cosas, que un negro solo es negro fuera de su casa. Por Marisa López Soria.

'La ciudad del pez elefante', Peter Parsons

Normalmente leo poesía y narrativa, pero de vez en cuando me intereso por la historia y el arte, e incluso la ciencia, siempre que pueda entenderla. Este año, el libro que más me ha fascinado trata sobre el medio millón de papiros grecorromanos de los siglos I-VI, descubiertos hace alrededor de cien años en excavaciones realizadas en Oxirrinco (Egipto), buena parte de los cuales están aún por traducir y estudiar. Se trata del libro 'La ciudad del pez elefante', de Peter Parsons (Debate). En el lugar, aparentemente no quedaba nada de época egipcia, griega o romana, sino una solitaria columna, hasta que se descubrió que unos promontorios, antiguos vertederos de la ciudad, estaban repletos de papiros desechados, uno de los tesoros más preciados para saber cómo vivían y pensaban estos oxirrinquitas. Pocos restos materiales han podido dar más información sobre cualquier tiempo pasado. Se encontraron, además, nuevas obras clásicas de autores como Safo, Alceo, Anacreonte, Píndaro, Hesíodo, Esquilo o Calímaco, e incluso evangelios apócrifos y otros textos paleocristianos desconocidos. Sorprendentemente los papiros informaron de que el conocimiento se hacía a través de la poesía: el libro que todos los oxirrinquitas cultos tenían que saber de memoria era... 'La Ilíada' de Homero, que utilizaban incluso como oráculo. Por Teresa Vicente.

'Lecturas pendientes (Anotaciones sobre literatura)', Pedro Ugarte

Pedro Ugarte reúne en 'Lecturas pendientes' una constelación de breves ensayos que orbitan en torno a la literatura. Pero, en realidad, la literatura es la justificación que sirve al escritor vasco para hablarnos de diversos aspectos de la vida. Ugarte nos presenta una selección de notas que parecen haber sido rescatadas de diversos diarios y que no precisan ser hilvanadas.

Encontramos reflexiones sobre lecturas realizadas (en las que nos presenta a sus autores predilectos y aprovecha para rescatar a otros que considera injustamente olvidados) que se alternan con vivencias más o menos amplias o explícitas sobre su experiencia con el mundo editorial, acerca de los sinsabores y los retos morales que presenta el oficio del escritor, bellas anécdotas sobre la amistad o confidencias honestas sobre su intimidad personal o familiar. Así, el lector verá cómo Ugarte le abre desde las primeras páginas las puertas de su biblioteca, para de pronto encontrarse en el cómodo sofá del salón o sentado a la mesa con él; escuchando, dialogando, aprendiendo, disintiendo.

Pero con independencia del grado de acuerdo ideológico o conceptual que compartamos en ciertos aspectos, la permanente sensación de hospitalidad y refugio que sentimos es mérito del estilo impecable, siempre educado, franco e inteligente, del autor.

Un libro que celebra la existencia eterna del hecho literario y se lamenta, al mismo tiempo, de que nuestra finitud no nos permita disfrutar de esa eternidad. Por Trifón Abad.

'Sabotaje', Arturo Pérez-Reverte

En este 2018 me ha llamado la atención esta obra de Pérez-Reverte, bueno, más que 'Sabotaje', las tres novelas que hasta ahora constituyen la trilogía entorno a Lorenzo Falcó, un personaje a ratos insufrible a ratos muy atrayente para el lector. Esta es la tercera de las novelas (recomiendo mucho las anteriores 'Falcó' y 'Eva') que el autor ambienta en la Guerra Civil y que nos lleva por los caminos de las clásicas novelas de espionaje que deleitan a los que somos aficionados a este género. 'Sabotaje' es una novela ambientada en el París de los días previos a la Segunda Guerra Mundial, un hervidero de espías, intelectuales y gente sofisticada que conforman el caldo de cultivo ideal para que Falcó se mueva a sus anchas en un ir y venir de espías republicanos, franceses, nacionales y británicos, en una trama en la que nuestro descarnado espía ha de arruinar la reputación de un conocido intelectual y a la vez sabotear en lo posible una de las obras cumbre de Picasso, el 'Guernica'. Reverte refleja en toda su crudeza el oficio de espía, pone en duda los axiomas que asumimos sobre nuestra Guerra Civil y desarrolla una atmósfera glamurosa y perfecta que a los nostálgicos de otras épocas como un servidor, nos hace viajar en el tiempo y vivir aquellos días. Por Jerónimo Tristante.

Temas

Libros