La Verdad

Una juez argentina ordena el arresto de Martín Villa y otros siete exministros franquistas

vídeo

Fotografía de archivo (13-3-01) del ex ministro Rodolfo Martín Villa / Efe | Atlas

  • La instructora solicita la extradición a Argentina para interrogarlos por unos hechos que podrían ser condenados en aquel país con penas de cadena perpetua

Los exministros franquistas Rodolfo Martín Villa, José Utrera Molina, Licinio de la Fuente, Antonio Carro, Fernando Suárez, Alfonso Osorio, José María Sánchez Ventura y el ya fallecido Antonio Barrera de Irimo figuran entre las 20 personas para las que la juez argentina María Servini de Cubría ha solicitado a Interpol la detención, dentro de la causa que investiga los crímenes cometidos durante los últimos años de la dictadura. La instructora solicita la extradición a Argentina para interrogarlos por unos hechos que podrían ser condenados en aquel país con penas de cadena perpetua.

La juez quiere interrogar a los exministros por los últimos ajusticiamientos del régimen de Franco. En concreto por la ejecución del anarquista Salvador Puig Antich, muerto a garrote vil el 2 de marzo de 1974; y el fusilamiento de dos miembros de ETA y tres del FRAP el 22 de septiembre de 1975. Asimismo, también quiere delimitar las responsabilidades en los incidentes ocurridos el 3 de marzo de 1976, cuando murieron cinco trabajadores y otros cien resultaron heridos durante una protesta laboral en Vitoria.

Junto a los exministros, la instructora solicita la detención de los policías Jesús Quintana Saracíbar, Jesús González Reglero, Ricardo Algar Barrón, Félix Criado Sanz, Pascual Honrado de la Fuente, Jesús Martínez Torres, Benjamín Solsona Cortés y Atilano del Valle Oter; los magistrados Carlos Rey González, Antonio Troncoso de Castro y Jesús Cejas Mohedano, y el ginecólogo Abelardo García Balaguer.

El fiscal del caso Ramiro González pidió la semana pasada a la instructora la detención y posterior extradición de 16 personas, entre ellas cuatro exministros del de la dictadura.

La investigación fue iniciada tras la presentación de una querella en 2010 por "delitos de genocidio y/o lesa humanidad" cometidos durante la Guerra Civil y la dictadura franquista, entre el 18 de julio de 1936 y el 15 de junio de 1977, fecha de las primeras elecciones democráticas. A esta querella se sumaron las víctimas de la dictadura después del archivo en España de la causa.