La Verdad

La Policía investiga si se incumplió el protocolo contra el 'bullying'

  • La Consejería abre una información reservada para aclarar el trato que se dio a la menor en su vida educativa

El jefe superior de Policía, Cirilo Durán, dio ayer por hecho que Lucía, la menor de 13 años que se quitó la vida este martes en su casa de la pedanía murciana de Aljucer, fue víctima de un caso de acoso escolar. «Está claro», remarcó en la presentación de un acto. «Lo han dicho los padres, la Consejería y todo el mundo», subrayó. «La menor tenía un problema psicológico derivado de la presión» ejercida por unos compañeros de clase.

Durán explicó que el grupo de menores (Grume) ha iniciado una investigación para aclarar la gravedad de este acoso y precisó que esta deberá determinar también por qué no se avisó a la Fiscalía de Menores y al Cuerpo Nacional de Policía, como dicta el protocolo de la Consejería de Educación. «No teníamos ningún conocimiento de este caso», aseguró el jefe superior, que evitó hablar de un fallo del sistema, pero abrió la puerta a esta posibilidad. «Con esta investigación podremos corregir si se ha producido algún fallo del sistema».

La Consejería de Educación no aclaró ayer, a preguntas de 'La Verdad', si, a su entender, hubo algún fallo en el protocolo de actuación. Sí precisó que este se activó, que se investigaron los hechos y que «se tomaron decisiones en colaboración con la familia, que solicitó el cambio de centro y se realizó». Estas fuentes aseguraron que el director del Ingeniero Juan de la Cierva no alertó a la Fiscalía de Menores «porque el protocolo no concluyó que existieran evidencias o indicios de acoso escolar».

La Consejería ha abierto un procedimiento de investigación -una información reservada- para «verificar todos los hechos, procesos y actuaciones» relacionados con el caso. La Inspección de Educación analiza el proceder, tanto del colegio Moreno de Aljucer, donde cursó Primaria, como de los dos institutos. Este procedimiento, remarcaron las fuentes, está abierto actualmente y aún no se han obtenido conclusiones.

El delegado del Gobierno, Antonio Sánchez-Solís, transmitió sus condolencias a la familia de Lucía y avanzó, además, que la Policía debe tomar declaración estos días a los padres de la adolescente, a profesores de ambos institutos y a funcionarios de la Consejería de Educación.

Los sindicatos Anpe, Sterm, Sidi, UGT, CC OO y CSIF mostraron su apoyo a la comunidad docente del IES Juan de la Cierva de Patiño y reclamaron mejoras en las plantillas.