Crema fría de brócoli

Crema fría de brócoli

Pachi Larrosa
PACHI LARROSA

Incomprensible. Lo del brócoli, digo. Es difícil encontrar una verdura que concite tantos sentimientos encontrados, cuyo nivel de aprecio en mercados exteriores como el alemán, por ejemplo, sea tan elevado, y tan bajo en el mercado interior -España y, específicamente, Murcia-.

INGREDIENTES

1 ramo de brócoli.
1 calabacín.
1 cebolla vieja.
1 puerro.
1 patata.
1/2 pimiento verde.
2 dientes de ajo.
Aceite de oliva.
Sal.
Pimienta rosa en grano.
Albahaca fresca.
Caldo de verduras.
1 copita de jerez seco (o vino blanco).
Tres cucharadas de nata.
Hierbas provenzales secas.

Primo hermano del repollo y pariente cercano de la coliflor es una de las verduras más saludables que existen: toda una farmacia de color verde. Sus posibilidades gastronómicas son infinitas. Su poder saborizante lo hace perfecto para cremas, sopas, pasteles y rellenos. Aporta un potente sabor a caldos, evitando así añadirles sal en exceso. Es un vegetal que simplemente a la plancha o en tempura es una exquisitez y que en un salteado con pasta y carne de pollo en un wok, por ejemplo, es un éxito seguro. Háganme caso y 'brocolícense'.

Pues hala, cazuela al fuego con un chorrito de aceite de oliva. Fuego medio. Ponemos, cortados groseramente, la cebolla, el puerro, los ajos y el pimiento verde. Tenemos que darle un buen meneo. Antes de que se pegue el fondo, añadimos el toque de jerez, dejamos evaporar y añadimos el calabacín troceado (con su piel) el brócoli y la patata. Otro par de meneos y añadimos el caldo de verduras sin que cubra completamente. Tapamos, llevamos a ebullición y lo tenemos 25 minutos. Salpimentamos, añadimos la nata y trituramos bien. Si es necesario, lo pasamos por un chino para obtener una crema fina. Y a guardar en el frigorífico durante unas horas. Lo servimos muy frío con pimienta rosa molida por encima, un pellizco de hierbas provenzales y una hojita de albahaca a modo decorativo.