Calidad antes que cantidad

Calidad antes que cantidad

FERNANDO PERALS

Jara' y 'Bolaga'. 'Bolaga' y 'Jara'. Dos burros de pura raza andaluza que llevan una década vivida junto a Rubén Vives, miembro de Ecologistas en Acción. Una cuadra de 150 metros en la vivienda del agricultor es el espacio que los dos asnos han convertido en su morada. Los dos animales cuentan con la inestimable amistad de varias gallinas que corretean por su zona pero con las que interpelan lo justo. No son dos mascotas al uso. Representan una forma de vida para Rubén. «La convivencia es muy buena. Son muy dóciles. Muy mansos. No muerden. A mí me producen un cariño tremendo. Estoy con ellos todos los días. Me aseguro de que estén bien y no les falte de nada. Necesitan su espacio. Da mucho gusto verlos por las mañanas. Les gusta que les acaricien y les den de comer. Son inteligentes. No he conocido asnos tan buenos en mi vida», relata el dueño.

Requieren de un terreno específico. Comparten similitudes con los humanos. Necesitan un lugar donde tener su espacio, sentirse libres, y, en definitiva, a gusto. Su cuidado no guarda mayor dificultad que una mera vigilancia diaria. No dan problemas de salud, son felices en el ecosistema rural: «Son animales muy rústicos. Solo hay que estar pendiente de lo que necesitan y tener unas instalaciones adecuadas para su vida. La cuadra debe contar con zonas de sombra para que se protejan del calor. Salen todos los días a un recinto más grande que tiene casi 10.000 metros. Esa es su rutina. Llevan una alimentación buena y variada, basada en avena, paja y hierba. Son como los herbívoros. Tienen un gran aparato digestivo, consumen abundante materia vegetal y necesitan tiempo para digerirla».

'Jara' y 'Bolaga' son de origen desértico. Están acostumbrados a las altas temperaturas. Eso sí, odian la lluvia. Cuando las precipitaciones hacen acto de presencia, los dos burros corren a su escondite para que el agua ni les roce la piel. Son astutos y no tienen un pelo de tontos: «Cuando ellos están sueltos y tú apareces por algún sitio, saben por dónde estás viniendo. Te conocen. Tienen unos sentimientos muy agudos. Se acuerdan de todo».

Rubén es consciente de que por ganas y, sobre todo por espacio, podría tener alguna que otra especie más junto a él. Pero sus principios y su amor por 'Jara' y 'Bolaga' le impiden sumar nuevos individuos a la familia: «Primo que los animales que están con nosotros tengan calidad de vida. Para ello necesitan una atención especial. Si convivieran más podrías descuidar a algunos y no estarían tan bien cuidados. Podríamos tener más pero preferimos calidad a cantidad».

Ficha

Nombre
Jara y Bolaga
Raza
Pura raza andaluza
Edad
10 años