Las aliadas de la justicia

Las aliadas de la justicia

FERNANDO PERALS

Va del despacho al juzgado y del juzgado al despacho. Inmerso casi siempre en algunos de los juicios más importantes de Cartagena. Cuando Antonio Navarro Selfa, decano del Colegio de Abogados de la ciudad portuaria, descansa del derecho civil, lo hace con la preciosa compañía de 'Mía' y 'Mini'. La primera es una perra de raza pinscher, tiene siete años, y llegó a casa como regalo de un amigo a su hija. La segunda es callejera y cruce de chihuahua. Cuando esta puso por primera vez su pata en el domicilio «era un muñeco y más pequeña que una lata de Coca-Cola», relata.

La bebé de la casa aterrizó en la vivienda de milagro. El abogado la compró cuando su futuro parecía algo incierto: «Tiene una deformación en la boca, es más alargada de lo normal, que no es perceptible pero que le impide morder cosas más grandes que pienso. Cuando la compré me dijeron que iba a ser sacrificada en unos días. El problema ahora apenas le molesta. Lo hemos superado y está fenomenal».

Ambas mascotas mantienen una relación especial. Como si fueran dos hermanas, 'Mini' sabe que 'Mía' es la que en muchas ocasiones marca las normas del hogar: «Cuando la pequeña hace algo mal, la grande le gruñe y le da varios mordiscos para castigarle. 'Mía' ha adoptado el papel de madre. Son un poco celosas». A pesar de tener pequeñas rencillas, los dos animales no entienden de diferencias cuando su dueño no pasa su mejor momento: «Lo que me parece más increíble es que cuando estoy enfermo y me quedo en casa por lo que sea, las perras no se alejan nunca de mi lado. Si tienes un resfriado y estás tumbado con fiebre, las tienes debajo de ti acompañándote. Detectan perfectamente cuando a alguien de la familia le ocurre algo».

'DNI'

Nombre
'Mía' y 'Mini'
Raza
'Mía': pinscher, 'Mini': chihuahua
Edad
'Mía': 7 años, 'Misni': 6 años

La pinscher y la chihuahua son tal para cual. A las dos les gusta dejar su sello cuando salen a respirar aire puro. 'Mía', que pertenece a una raza de perros cazadores, estuvo muy cerca de hacerle a su dueño rascarse el bolsillo, y no poco: «Nos fuimos de viaje rural a una aldea de Caravaca. La zona estaba llena de gallineros. Salió disparada detrás de un pavo que era cinco veces más grande que ella. Al final lo enganchó y le quitó una pluma. El pavo salió corriendo y menos mal que no le hizo nada porque sino hubiéramos tenido que acabar pagándolo». Por el contrario, 'Mini' es más coqueta y está convirtiendo el paseo marítimo de Cartagena en un salón de la fama: «Es tan pequeña, graciosa y bonita que hace de modelo en el puerto de la ciudad. Muchos cruceristas la ven y me piden fotos con ella».

Temas

Verano