La emoción de la mirada Mariné

Óscar Mariné, autor del cartel del festival Internacional de Teatro, Música y Danza/Edu Botella
Óscar Mariné, autor del cartel del festival Internacional de Teatro, Música y Danza / Edu Botella

Alexia Salas
ALEXIA SALAS

Un gancho invisible te atrapa desde el cartel del 50 Festival Internacional de Teatro, Música y Danza de San Javier. Al primer vistazo, no sabes qué es exactamente lo que retiene la mirada en la obra del diseñador Óscar Mariné (Madrid, 1951). Tal vez los ojos almendrados de esa joven que podría vivir en cualquier siglo, aunque no en cualquier lugar, ya que sus rasgos raciales la arraigan a Oriente Medio y a la orilla sur del Mediterráneo. El azul marino baña su túnica de inspiración griega, como la que se ceñían los primeros actores de la historia. El rosa coral la amarra al fondo del mar y a la tierra del sur, pigmentada por sustratos ancestrales. Su expresión no revela si es la diosa de la comedia o de la tragedia, pero esta madre del teatro se corona con flores que la muestran dispuesta a un ritual que une la naturaleza y la cultura humana. Tal vez una deidad de la Antigüedad, puede que simplemente una actriz que mira al espectador para captar su atención antes de la palabra.

Cartel del Festival de San Javier.
Cartel del Festival de San Javier.

El diseñador madrileño Óscar Mariné quiso saber «cuál era la idiosincrasia del Festival de San Javier para plasmar su trazo representantivo, ese origen en el teatro aficionado y su conexión con la escena del Mediterráneo», explica el concejal de Cultura y director del festival, David Martínez. De ese intercambio de información y carga emocional que se produce antes de la obra, el director destaca «la charla que tuvimos sobre el origen del teatro y sobre la mujer como fuente del teatro».

Para elegir al artista que creara el cartel del 50 aniversario, Martínez quería «una obra especial que tuviera proyección internacional, ya que hasta ahora hemos confiado en artistas regionales para dar realce al festival y para aumentar el patrimonio artístico municipal. Con la idea de rejuvenecer la imagen del festival, llegué al mundo de la ilustración y tropecé con la obra de Óscar Mariné, emocional y rotunda», explica el edil. Le envió un primer mensaje a través del chat privado de una red social, que no recibió respuesta hasta tres meses después. El siguiente paso fue un encuentro cara a cara en una cafetería de Madrid, que dio lugar a una larga charla sobre arte y teatro. «Celebramos una fiesta de aniversario muy especial para San Javier, así que lo único que le pedí es que fuera colorido y optimista», explica el edil.

Mariné, Premio Nacional de Diseño 2010, dejó sus señas de identidad sobre la obra: aparente sencillez, trazo cercano al cómic o al grafiti, tonos intensos y esos ojos entre seguros e interrogantes. Su larga trayectoria causa asombro. Desde la creación de la revista de la Movida, 'Madrid me mata'; portadas de discos de Bruce Springsteen, Andrés Calamaro o Brian Eno; carteles de películas de Almodóvar ('Todo sobre mi madre'), Agustín Díaz Yanes, Álex de la Iglesia, Vicente Aranda o Julio Medem; imágenes de marca para Camper o Swatch; y la creación de pañuelos y joyas para Loewe, entre otros innumerables trabajos.