José María Gay de Liébana: «Habría que hacer un ERE de políticos»

José María Gay de Liébana: «Habría que hacer un ERE de políticos»

ESTER REQUENA

El economista José María Gay de Liébana estará hoy en la capital murciana para pronunciar una conferencia en el Real Casino, a partir de las 13.30 horas, en un acto organizado por Foro Nueva Murcia. En su intervención disertará sobre las claves del despegue económico y los retos de la nueva coyuntura.

- Hace unos años era impensable que un economista fuera tan famoso...

- Sí, pero de 'celebrity' nada (risas). Soy un tipo normal y corriente; me defino como un picapedrero.

- Pero su economía doméstica se encuentra en otras manos, ¿no?

- Mi mujer es abogada y ella no entiende teorías económicas. Solo sabe si hay dinero en la caja para pagar o no pagar. Esto es una ventaja, porque yo le hablaría del endeudamiento, del apalancamiento o de toda la teoría (risas).

- No piensa en jubilación a sus 62 años por lo que veo...

- No, no, porque soy joven. Y, tal y como vamos, terminaremos jubilándonos a los 95 o 98. No es que yo me quiera jubilar a los 95, pero es que no habrá manera de cobrar las pensiones. Habrá que alargar todo lo posible, pero me encanta mi trabajo.

- ¿Y no tiene usted dinero negro guardado por ahí?

- Nada en negro. Soy un tío limpio a carta y a vara (risas).

- ¿Cumple el estereotipo de catalán agarrado?

- Pues no. Soy catalán, pero el apellido Liébana tiene origen cántabro, que es más bien desprendido. Yo si puedo gastar, gasto, y si no puedo, no gasto.

- Además, luego va y dice que una Cataluña independiente no es sostenible. ¿Ya se han olvidado de ello los independentistas?

- Imagino que algunos se meten conmigo. Mi situación es muy complicada porque soy del Espanyol, lo que ya es un acto heroico. Además, soy un catalán no independentista, lo que es otro acto heroico. Y encima cuando viajo por el resto de España siempre me preguntan si soy separatista; soy un incomprendido (risas).

- Por cierto, tiene un apellido que más de uno dice /gei/ en lugar de /gai/...

- Mi apellido da alegría a un movimiento (risas).

- Ya que le llaman el «economista indignado» podría ser el ministro de Economía con Podemos...

- No tengo ni la talla, conocimiento, capacidad, capacitación ni suficiencia para ser ministro.

- Pues en Facebook piden que sea presidente de España y «deje de ser el país de los chorizos»...

- ¡Me lo dijo mi hijo! (risas). No tengo interés en la política y menos en ser presidente. Lo que sí que tengo es interés en que no haya tanto chorizo, porque el coste que ha representado para toda la sociedad ha sido tremendo.

- ¿Habría que hacer un ERE de políticos?

- ¡Síííí! Un ERE de políticos y limpiar e higienizar, que es un poco lo que buscaba la gente en las últimas elecciones. Hay políticos que ya están muy gastados y que tendrían que dar un paso atrás.

- ¿Rajoy ha hecho bueno a Rodríguez Zapatero?

- No lo ha hecho bueno, sino buenísimo. Con el tiempo Zapatero será un santo en los altares. Rajoy lo ha hecho francamente mal.

- ¿Y usted sigue cenando con Zapatero? ¿O ha cambiado de compañero de mesa?

- Ceno con algunos políticos, pero porque me preguntan cosas, quieren que les explique algo... Y tanto de derechas, izquierda...

- ¿Con qué político se tomaría la última copa de su vida?

- Con Montoro desde luego que no. Quizás con Bill Clinton.

- ¿Usted sabe a quién va a votar o está reflexionando?

- No voy a votar. No voto porque no quiero ser compinche ni cómplice de todo esto. El día que haya una opción política en la que los que se presenten avalen el déficit que vayan generar, yo no tendré problemas en votar.

- Solo le queda encomendarse entonces a Dios, ¿cree en él?

- Muchísimo. Soy creyente, católico, apostólico y romano, poco practicante, pero un gran creyente.

- ¿Qué mensaje le mandamos a Dios?

- Que nos envíe cordura y sensatez para hacer las cosas bien. Dios ya ha hecho mucho, porque nos ha puesto un mundo maravilloso.

- ¿Vendería su alma al diablo?

- No creo que se la vendiera.

- ¿Ni por una liga para el Espanyol?

- Por el fútbol quizás sería lo único. Podríamos llegar a un acuerdo para que el Espanyol ganase la Champions varios años. Aunque prefiero estar como estamos, que si no la ganamos, pues seguiremos con este sueño. Pero para ganarla hemos de jugarla y no la jugamos.

- ¿Y es de los que va al campo, grita y se mete con la familia del árbitro y contrarios?

- A veces me pongo nervioso, pero ahora con el tema de antiviolencia hay que frenarse mucho. El fútbol auténtico es el que vives desde la grada; donde haces algún que otro comentario sobre el oficio de la madre de algún jugador del equipo contrario o del árbitro. Pero es para desfogarte y luego al terminar tan amigos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos