Así es un bautismo de buceo

Lo más importante para una primera inmersión es saber compensar la presión de los oídos, no olvidar respirar y saber realizar el vaciado de la máscara debajo del agua