Visita propicia a un rival de la zona baja

Los jugadores del UCAM celebran su triunfo de la jornada pasada. / UCAM
Los jugadores del UCAM celebran su triunfo de la jornada pasada. / UCAM

El UCAM se enfrenta hoy al Villarrubia, penúltimo en la tabla del grupo IV, que aún no sabe lo que es ganar esta temporada

ANDRÉS CREMADESMURCIA

Tras el peso que se quitó de encima gracias al primer triunfo de la temporada logrado la jornada pasada, el UCAM visita hoy al Villarrubia, equipo al que se enfrenta por primera vez. A los castellano-manchegos, que son debutantes en la categoría, les está costando hacerse con la Segunda B. Su campo, con un aforo de 1.000 espectadores y de césped artificial, no es cómodo para los visitantes.

A Rubén Albés, técnico universitario, también le han sentado bien los tres puntos que sumó el equipo hace siete días. «Sabemos que las victorias son un buen antibiótico para el fútbol. Los tres puntos del pasado fin de semana nos refuerzan a todos. Sentimos que las cosas se están haciendo bien en los entrenamientos. Además, desde fuera se vio a un equipo que realizó un buen partido, aún con margen de mejora».

Al técnico vigués, que ayer compareció en rueda de prensa, se le preguntó si la victoria era un punto y aparte y ahora había que seguir los objetivos preestablecidos al inicio del curso. «Yo no creo en los puntos de inflexión. El rendimiento es estar mejor esta semana que la anterior, pero eso no te asegura conseguir la victoria. Nuestra idea es estar mejor cada día, evolucionando hacia nuestra identidad. Esto nos ayudará a estar más cerca de la victoria. El triunfo de la pasada jornada es un cambio al menos en la mentalidad, no tanto un punto de inflexión. A partir de ahí, si le damos continuidad en el tiempo, podremos hablar de un dinámica positiva. Ahora toca el Villarrubia, toca otro capítulo, otra historia».

En Villarrubia se habla de una partido trascendental. El equipo local necesita conseguir una victoria que lo saque de abajo. Con solo dos puntos, los de Javier Sánchez se podrían hundir si no sacan algo positivo ante el UCAM.

Sánchez dice que «el UCAM es uno de esos rivales hechos para grandes metas. No han comenzado bien, pero es un equipo para estar entre los cuatro primeros. Nosotros tenemos que centrarnos en el trabajo de la semana y aunque tenemos varios tocados y la baja por sanción de Carlos García, tendremos que ver cómo evolucionan los demás, para saber con quién se puede contar».

Un equipo completo

Al referirse al hecho de que el Villarrubia aún no sabe lo que es ganar esta temporada, el técnico manchego señala que «el UCAM tenía ansiedad hasta la pasada jornada y ahora se han quitado ese lastre al conseguir sus primeros tres puntos. Esto es así». Del conjunto que entrena Albés le preocupan: «Barbosa, Aketxe, Cristian Perales, Higón... En definitiva, es un equipo muy completo», aunque espera «un partido igualado que se decante por los mínimos errores. Está visto que quien falla termina perdiendo».

En el Villarrubia hay viejos conocidos del conjunto murciano, como Julio de Dios, que jugó en el UCAM que ascendió a Segunda. Además de Fran Cortés y Fran Minaya, quienes han jugado en el grupo XIII.