La Policía vigila el cielo de Madrid con inteligencia artificial

La Policía vigila el cielo de Madrid con inteligencia artificial

El método antidron en pruebas, de la empresa española ASDT, permite averiguar el lugar exacto donde se encuentra el piloto tras realizar una infracción con el objeto de su neutralización

COLPISA

Agentes de la Policía Nacional vigilan el cielo de la ciudad de Madrid y refuerzan su seguridad mediante un sistema de inteligencia artificial que detecta la ubicación de drones. En los últimos dos meses han sido detectados 545 vuelos de 195 vehículos aéreos no tripulados. El método antidron en pruebas, de la empresa española ASDT, ha permitido averiguar gracias a la inteligencia artificial el lugar exacto donde se encuentran los pilotos con el objeto de neutralizar los vuelos ilegales. Gracias a la labor preventiva y protectora que realizan los agentes de la Policía Nacional se han detectado vuelos entre los 200 metros de altura y los 450 metros, que suponen un peligro real para los servicios aéreos. La Ley de Seguridad Ciudadana y la Ley de Navegación Aérea recogen propuestas de sanción de hasta 90.000 euros dependiendo de la gravedad y el riesgo producido por la aeronave no tripulada.

Dentro de las labores preventivas que realiza la Policía Nacional se encuentra la función de hacer cumplir la normativa vigente sobre vuelo de drones, con el objeto de salvaguardar el cielo de nuestras ciudades de cualquier peligro producido por aeronaves no tripuladas. De esta forma en los últimos dos meses, se han detectado 545 vuelos de 195 drones sobre la ciudad de Madrid, casos en los que los agentes especializados en este campo han tenido que intervenir para la identificación de los pilotos por las irregularidades detectadas.

Para la localización concreta de los pilotos infractores la Policía Nacional está utilizando un sistema de inteligencia artificial que se encuentra en pruebas perteneciente a la empresa ASDT. Una vez divisado el vuelo infractor y encontrada la ubicación de la persona que lo controla a distancia los agentes pueden identificar al piloto y realizar la propuesta para sanción según la normativa vigente. Las infracciones cometidas por estos guías humanos pueden alcanzar según la legislación vigente hasta los 90.000 euros dependiendo de la gravedad y el riesgo producido por el vuelo de la aeronave no tripulada.

Un piloto localizado en la terraza de un hotel

En los últimos dos meses y gracias a la tecnología artificial, se han podido localizar a todos los pilotos de los 195 drones que se encontraban volando fuera de la normativa. Incluso se ha averiguado la ubicación de aquellos infractores que se encontraban en lugares menos accesibles como la terraza de un hotel, el interior de un establecimiento o el balcón de un domicilio. Además la altura de los vuelos detectados por los agentes ha superado en muchos casos la permitida por la legislación, lo que supone un peligro para los servicios aéreos que sobrevuelan la capital. En concreto 30 vuelos han superado los 200 metros, incluso uno de ellos llegó a los 450 metros de altura.

Para evitar posibles infracciones -descritas en la Ley de Navegación Aérea y la Ley de Seguridad Ciudadana- que puedan comprometer el espacio aéreo de nuestras ciudades, la Policía Nacional recomienda seguir las normas vigentes a la hora de pilotar cualquier tipo de dron.