Estos son los móviles con más averías y las marcas que registran más fallos

Estos son los móviles con más averías y las marcas que registran más fallos

En Europa el porcentaje de errores aumenta porque tardamos más en cambiar de teléfono

LA VERDAD

En el último informe State of Mobile Device Repair & Security publicado por Blancco, una empresa tecnológica dedicada al borrado de datos, la compañía revela cuales son los modelos y marcas de teléfonos móviles que sufren más averías. En este caso, los datos hacen referencia a las incidencias del pasado 2017.

Hay que tener en cuenta que este informe no recoge el porcentaje de dispositivos que se estropean de manera global, como indica Computer Hoy, sino los dispositivos que son devueltos a la compañía o enviados a reparar y, en los test de Blancco, muestran alguna anomalía.

En terreno Android, Samsung es la compañía que más fallos registra con un 34% de los dispositivos,aun así, ha mejorado significativamente su marca respecto al año pasado, cuando uno de cada dos terminales registraba averías. Xiaomi con un 13 y Motorola con un 9% acompañan a los coreanos en el podio.

Los modelos de teléfonos Android que más errores presentan son el Xiaomi Redmi 4, con un 9% de ratio, seguido del Moto G5S Plus y el Lenovo K8 Note.

A la hora de interpretar estos datos debemos tener en cuenta que las primeras marcas en la lista son fabricantes que venden muchos más dispositivos que la competencia, incluyendo terminales de gama baja en países con duras condiciones ambientales, por lo que el aumento de errores se dispara.

El caso de iOS, los dispositivos que más fallos presentan son el iPhone 6 y el iPhone 6S. Blancco apunta que puede deberse a ser el modelo más vendido de Apple.

El iPhone 6 empeora sus resultados al conseguir un asombroso 26% de tasa de errores, una diferencia muy significativa respecto al terminal con mayor porcentaje en Android (9%).

Un dato curioso, apunta Blancco, es el hecho de que en Europa se registran más fallos que en Asia o América. La compañía explica que en nuestro continente se realizan muchos más testeos de terminales y cambiamos de teléfono más tarde que en América, por lo que el indice de errores aumenta.