Crean en España una solución que protege la compraventa de segunda mano

Está disponible para varias plataformas./
Está disponible para varias plataformas.

Funciona en plataformas como Wallapop y cubre la reparación o devolución de productos defectuosos

J. A. G.madrid

Las plataformas de economía colaborativa continúan con su expansión imparable en la sociedad española. Aupadas por la tecnología muchas aplicaciones de intercambio de productos y servicios se hacen hueco en los teléfonos móviles de última generación, a la vez que acumulan pleitos judiciales.

Un negocio sin intermediarios en el que los usuarios hacen gala de su confianza para llevar a buen puerto el intercambio de servicios o bienes. Sin embargo, todavía existe un vacío que provoca que muchos usuarios no se arriesguen a comprar productos de segunda mano, por miedo a que días después fallen y no tengan a quién reclamar. Muchas veces el vendedor desaparece y la plataforma de compraventa no se hace responsable de la avería.

Ante este escenario, la plataforma de pagos seguros entre particulares Lemonpay ha ideado una garantía para artículos tecnológicos adquiridos en plataformas de compraventa de segunda mano, webs o apps como Wallapop, convirtiéndose así en la primera compañía que crea esta solución en España.

El usuario podrá comprar móviles, portátiles, videoconsolas o cualquier otro artículo electrónico, independientemente de su procedencia, sabiendo que en caso de daño o malfuncionamiento no visto en el momento de la compra, la garantía cubre la reparación o la devolución del producto durante noventa días.

"La idea surge ante el crecimiento exponencial del mercado de compraventa entre particulares en los últimos años. Detectamos una necesidad vital que sorprendentemente ninguna plataforma cubría: contar con un método de pago seguro para ambas partes, especialmente en las transacciones a distancia", explica la compañía.

Una vez comprador y vendedor acuerdan la venta del producto, ambos usuarios deben usar la plataforma para proceder al pago en depósito, teniendo en ese momento opción a la contratación inmediata de la garantía, sin papeleo de ningún tipo. "Es la primera vez que en España alguien ofrece garantía en las compraventas entre particulares, asemejando la experiencia de compra a la de un ecommerce tradicional", añaden.

El coste de la garantía es del 7% sobre el precio del producto. En caso de detectarse un problema, se podrá reparar por parte del cliente o de la compañía, o bien se reembolsará al cliente el 75% del coste para la compra de otro artículo.

El sistema de pago es 100% antifraude para ambas partes. "El vendedor tiene la seguridad de que cobrará. Además acelera sus ventas al poder acceder a compradores de toda España, y no debe moverse de casa ni asumir costes de transporte", sentencian desde Lemonpay.

 

Fotos

Vídeos