La forma correcta de cargar el móvil para no estropear la batería y que te dure más

La forma correcta de cargar el móvil para no estropear la batería y que te dure más
El Comercio

Emplea estos cinco trucos para no maltratar uno de los componentes clave de tu teléfono

LA VERDAD

Es una herramienta de trabajo vital además de emplearse como vía de comunicación con familiares y amigos y es que el teléfono móvil es un imprescindible en nuestra vida cotidiana. De ahí que algunos lleven junto a él, el cargador. Ver como nuestro teléfono se apaga por falta de batería desespera a quien no puede dar dos pasos sin este dispositivo. Por eso muchas veces cometemos errores que hacen que la batería se estropee y reduzca su vida útil y, además, implican un gasto de energía mayor. Emplea estos cinco trucos, que recoge La Vanguardia, para evitarlo:

Presta atención a la composición ya que las baterías actuales ya no son de litio. Esto quiere decir que no es necesario dejar que el móvil se descargue por completo para volver a cargarlo. Cuando observemos que le queda un 20 o 30% de carga, podemos enchufarlo de nuevo. Además, no pasa nada si lo dejamos conectado durante la noche porque cuando la batería alcanza la capacidad total el terminal ya no se ve perjudicado.

Ojo con el cargador que utilizas. Escoge siempre uno homologado y deséchalo si observas que tarda más tiempo en cargar de lo normal. No es recomendable cargar la batería conectándola a otro dispositivo, como la entrada USB de un ordenador.

Calibrar la batería es buena idea y sirve para que la capacidad real de la batería coincida con el indicador que muestra nuestro teléfono. Para ello, basta con dejar el móvil descargado durante cuatro horas y conectarlo para cargarlo hasta el 100%. Intenta hacer este proceso cada dos o tres meses.

Las altas temperaturas son perjudiciales. La batería no debe sobrepasar los 40ºC y esto puede ocurrir si utilizamos el móvil mientras lo estamos cargando, si lo dejamos expuesto al sol o si lo cargamos con la funda puesta. Ten en cuenta que si la parte trasera del terminal es de vidrio conducirá mejor el calor que otros materiales.

El sistema operativo del teléfono tiene opciones muy útiles. Gracias a ellas, podremos gestionar el uso de energía por parte de aplicaciones que actúan en segundo plano. Tambien podemos activar el «modo energía» que implica un bajo brillo de la pantalla o la desconexión de algunas funciones del dispositivo. Es aconsejable utilizar una aplicación externa para controlar la batería.