Adiós a la guerra Apple y Samsung por la patente del iPhone

Adiós a la guerra Apple y Samsung por la patente del iPhone

Los dos gigantes tecnológicos zanjan su último litigio después del veredicto del pasado mes de mayo que condenaba a la coreana a pagar a la compañía de Cupertino 538 millones

COLPISA

Fin a la 'guerra de los siete años' entre Apple y Samsung. Los dos gigantes tecnológicos hacen las paces después de varias disputas en los tribunales y millones de dólares en pagar abogados. La compañía de Cupertino y la empresa coreana han llegado a un acuerdo para zanjar su último litigio, un caso de plagio de patentes de diseños de smartphones.

El pacto llega después del veredicto del pasado mes de mayo que condenaba a Samsung a pagar a Apple 538 millones por haber copiado el diseño del Iphone. Ahora las compañías «han acordado retirar y resolver sus demandas y recursos restantes en este asunto», indica un comunicado hecho público este jueves.

Cabe recordar que Aple había demandado a Samsung por «copiar» el diseño original de sus Iphone. La estadounidense acusó a la surcoreana de emplear patentes de diseño como el aspecto redondeado de las esquinas, el diseño del bisel que sujeta la pantalla al resto del teléfono y la disposición de los iconos de las aplicaciones en la pantalla.

Ambos ahora han acordado una tregua tras la última victoria de los californianos. Los términos financieros del acuerdo no fueron dados a conocer y ninguna de las dos compañías comentó la escueta orden judicial que despachó un litigio que data del año 2011.

En 2012, un tribunal estadounidense dio la razón a Apple y ordenó a la compañía surcoreana a indemnizarle con 1.050 millones de dólares (unos 907 millones de euros) por los beneficios obtenidos por la comercialización de once modelos, entre ellos el Galaxy S II.

Tres años después, Samsung compensó a Apple con más de 548 millones de dólares (473 millones de euros) y logró en 2016 que el Tribunal Supremo de Estados Unidos le eximiera de pagar 399 millones de dólares adicionales (344 millones de euros) al considerar que el plagio solo respondía a una parte pequeña de los dispositivos.

El litigio regresó posteriormente a una jurisdicción inferior, el tribunal de San José, que el 25 de mayo ordenó a Samsung realizar un nuevo pago de 538 millones de dólares (465 millones de euros).

 

Fotos

Vídeos