Shuarma: «No hace falta irse a África; en Murcia también hay sequía»

Shuarma, en una imagen de archivo./M. Bueso / AGM
Shuarma, en una imagen de archivo. / M. Bueso / AGM

El vocalista de Elefantes interpreta junto a su banda y a Manolo García la canción 'Agua', en colaboración con una campaña de Intermón Oxfam, para llevar el líquido elemento a las poblaciones del cuerno de África

EPMadrid

«Hay muchas opciones» para participar en acciones solidarias y que «no hace falta irse a África» para colaborar en la problemática de la escasez de agua porque «en Murcia, por ejemplo, también hay sequía». Así lo señala Shuarma, que colabora en una campaña de Intermón Oxfam para llevar el líquido elemento a las poblaciones del cuerno de África (Somalia, Yobuti, Eritrea y Etiopía).

El vocalista de Elefantes interpreta junto a su banda y a Manolo García la canción 'Agua', en colaboración con una campaña de la ONG y que ya ha superado las 860.000 visualizaciones en Youtube desde su lanzamiento a mediados de julio con el objetivo de ser «como una mosca cojonera que denuncia y recuerda que sucede algo grave». En cuanto se supere el millón, alcanzarán el reto fijado para llevar a estas zonas nueve camiones cisterna de agua. Actualmente, están a punto de llegar al séptimo.

En una entrevista el vocalista de Elefantes, Shuarma, ha detallado su colaboración en el proyecto. «Intermón me contó el proyecto del agua y me impresionó mucho porque no era únicamente llevar agua, sino también informar del uso adecuado para beber o para lavarse, ya que si una persona con un sistema inmunológico bajo se lleva las manos sucias a la boca puede contraer enfermedades», ha apostillado sobre el tema, producido por Warner Music España y con letra de Benjamín Prado y el propio Shuarma, que lo califica de «mosca cojonera que denuncia y recuerda que sucede algo grave».

El cantante, que define esta iniciativa como «una inquietud que le salió en forma de canción», ha explicado que la banda ha cedido los derechos de la canción a la ONG, generando recursos económicos cada vez que alguien la escucha o reproduce el videoclip, con el reto de llegar, al menos, al millón de visualizaciones, que se traducirían en nueve camiones cisterna de agua potable.

Por su parte, la directora adjunta de la ONG, Pilar Orenes ha asegurado que con las reproducciones actuales «está a punto de llegarse al séptimo camión cisterna», al tiempo que ha explicado que dentro de este proyecto también se llevarán a cabo la construcción de pozos y de letrinas para «fomentar el saneamiento», así como la entrega de dinero en efectivo para que las familias puedan comprar alimentos y otros recursos.

Por otra parte, ha subrayado que la organización eligió África como zona beneficiaria de esta iniciativa «por la situación de la crisis climática, la hambruna, la sequía y los conflictos».

«En estos países hay 7,5 millones de personas en riesgo de hambre debido a la carencia de agua. No es solo agua para beber, es para regar los campos, mantener a los animales y para frenar la transmisión de enfermedades», ha indicado.

Orenes también ha explicado que se han puesto en marcha otros proyectos relacionados con el acceso a agua en países que requieren ayuda humanitaria, como Yemen, Siria o Irak, entre otros, que han impulsado la reparación de plantas de tratamiento de agua destruidas por los conflictos o sesiones de higiene, entre otros aspectos.

En este sentido, sostiene que la organización suministró agua potable a quince millones de personas de todo el mundo en 2018 con la ayuda de otros proyectos y de los socios, y ha recordado que en su página web cuentan con múltiples opciones para colaborar.

«La canción es solo una gota de ayuda más en un océano de necesidad, por eso también pretendemos concienciar sobre esta problemática para que la gente se pueda movilizar y colaborar de otras maneras», ha apostillado.

«Los músicos somos altavoces para llegar a mucha gente»

Shuarma, que ha colaborado con Intermón en más ocasiones escribiendo otro tema y viajando con ellos a diferentes proyectos, ha destacado «la oportunidad» de los músicos de «ser altavoces» y participar en temas «impactantes» llegando a mucha gente.

Asimismo, ha asegurado que «no se cierra» a escribir otras canciones para otras iniciativas, así como que «son cosas que tienen que salir y fluir» porque, a su juicio, «lo bonito es cuando todo fluye y surge solo».

«Como músico lo que más me gusta de las canciones es que han nacido de un sentimiento muy puro, cuando salen de ahí es cuando más disfruto cantándolas y compartiéndolas con el público. En este caso se han unido otras personas que desde Elefantes admiramos profundamente y eso hace todavía más bonito el proyecto», sostiene.

Shuarma ha resaltado la importancia de unirse a un proyecto solidario y «tener una energía de comunión entre todos», aunque considera que «no hay que forzar al mundo a colaborar» porque, en su opinión, cada persona tiene que hacer lo que sienta.