Sarah, la joven de 18 años que necesita la misma ayuda que recibió Davide

Sarah, la joven de 18 años que necesita la misma ayuda que recibió Davide

Su caso es similar al del italiano que perdió las piernas y brazos en Murcia y que consiguió unas prótesis gracias a los donativos recibidos

LA VERDAD

A Sarah Almagro, una joven de Marbella de solo 18 años, le ha cambiado radicalmente la vida. Su historia, contada por Diario Sur, es similar a la que protagonizó en Murcia el joven italiano Davide Morana, que perdió las cuatro extremidades por culpa de una bacteria repentina que le produjo una sepsis generalizada que a punto estuvo de de acabar con su vida.

A Sarah le ocurrió algo muy parecido. Como Davide, también era una joven deportista, aficionada al crossfit y el surf, pero la mañana del 23 de julio tuvo que ingresar de urgencia en el Hospital Costa del Sol después de presentar fuertes dolores abdominales, vómitos y fiebre. Tanto los padres como los médicos consideraron la gastroenteritis como posible causa incial, pero a la mañana siguiente una sepsis generalizada sacó a la luz que la culpable del mal estado de salud de Sarah se debía a una bacteria meningocócica que le había provocado un colapso multiorgánico. La joven malagueña

Tras estar diez días en coma inducido tratando de mitigar los efectos de la infección, la joven malagueña consiguió recuperarse, aunque finalmente acabó perdiendo las dos manos y los pies además de arrastrar secuelas en órganos vitales como los riñones. Su caso ha causado un gran impacto en las redes sociales, donde miles de personas se han movilizado para tratar de recaudar fondos para que Sarah pueda tener las prótesis que necesita para recuperar su vida normal. «Entre la bacteria y la medicación se produjeron daños vasculares muy graves que derivaron en las amputaciones», relata el padre a Sur explicando el repentino caso que ha padecido su hija.

Sarah, antes de padecer la sepsis.
Sarah, antes de padecer la sepsis. / Diario Sur

Sarah, como ocurrió con Davide, no ha perdido el ánimo en ningún momento, consciente de que podría haber perdido la vida. «Aceptarlo es muy difícil, pero asumirlo lo tiene asumido porque estamos trabajando en el tema de prótesis», cuenta el progenitor. Para poder recuperar su vida normal, Sarah necesitará «las prótesis más avanzadas del mercado», puesto que las que proporciona el Servicio Andaluz de Salud (SAS) no están adaptadas a la vida de una joven de 18 años.

Para poder hacer realidad el sueño de Sarah de poder volver a tener una vida normal, varios vecinos de Marbella se han movilizado a través de la asociación 'Somos tu ola' constituida por tres amigos de la familia. Los familiares no tienen acceso a la cuenta bancaria, con el objetivo de hacer esta recaudación de fondos de la forma «más limpia y transparente».

Cómo colaborar

Transferencia bancaria
Ingresos en la cuenta IBAN ES50 2103 1105 7300 3002 4341. Swift Code: UCJAESM2.
Comprando pulseras
Se pueden pedir en: somostuola.pedidos@gmail.com

Las donaciones ya sirvieron para que Davide pudiera conseguir las prótesis más avanzadas -«dos encajes con dos palo y un pie de madera» es lo que le ofrecían, tal y como contó en 'La Verdad'- y el joven italiano ya sueña, mientras trata de ayudar a personas afectadas por casos como el suyo, con llegar incluso a disputar los Juegos Paralímpicos de 2020. En la voluntad de los héroes anónimos está que Sarah también pueda imitar, esta vez por su propia voluntad, la historia de Davide Morana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos