El riesgo que corren los niños de dos y tres años de edad al utilizar dispositivos móviles

El riesgo que corren los niños de dos y tres años de edad al utilizar dispositivos móviles

Dejar que los menores utilicen la tablet o el móvil es un recurso habitual para padres ocupados

LA VERDAD

Resulta sorprendente la facilidad con la que los niños aprenden a manejar una tableta o un 'smartphone' aunque no debería extrañarnos tanto si tenemos en cuenta que los menores empiezan a «toquetear» estos dispositivos a edades cada vez más tempranas. Y es que los padres suelen cederles estos aparatos para mantenerlos entretenidos cuando no tienen tiempo para jugar con sus hijos. Es una solución sencilla a la par que arriesgada, especialmente para los niños que tienen entre dos y tres años de edad, según confirma el estudio de una universidad canadiense.

Los expertos aseguran que el uso de estos dispositivos por parte de los más pequeños les convierte en intolerantes al aburrimiento y perjudica su capacidad creativa. Además pierden habilidades interpersonales, motoras y comunicativas ya que su cerebro se acostumbra a recibir estímulos sin esfuerzo alguno y olvida cómo crearlos. Por si fuera poco, provocan el desapego familiar de los menores.

Por todo ello, se recomienda que los bebés no se acerquen a las pantallas hasta que hayan cumplido dos años de edad y, en ese caso, limitar su uso a una hora diaria bajo la supervisón de un adulto. Los psicólogos proponen otras alternativas para entretener a los pequeños de la casa, como el tradicional papel y lápiz, en busca de la creación propia de los estímulos.

Información relacionada