El Camino del Terremoto

El suelo lleva tiempo temblando en el centro de Italia y cobrándose vidas e ingentes daños materiales. Los terremotos se han cebado estos últimos años con localidades como L'Aquila, Amatrice, Norcia o Camerino, que surgen en medio de los Apeninos, la cordillera montañosa que cruza el país de norte a sur y que en las regiones de Umbria, Las Marcas, Abruzos y Lacio ofrece paisajes de enorme belleza. Para disfrutar de ellos, dar un impulso a la economía local e intentar que los seísmos no aceleren la despoblación de estas tierras ha surgido el 'Cammino nelle Terre Mutate', un itinerario que recorre estas cuatro regiones del corazón de Italia golpeadas por los seísmos. Con inicio en Fabriano y final en L'Aquila, sus 200 kilómetros están divididos en catorce etapas que atraviesan las áreas protegidas de dos parques nacionales: el de los Montes Sibillini y el del Gran Sasso-Montes de la Laga. Esta ruta, que puede hacerse caminando, en bicicleta o a caballo, ofrece en su página web (camminoterremutate.org) los mapas a seguir e información sobre dónde dormir en cada localidad y disfrutar de las delicias gastronómicas propias. Está inspirado en el Camino de Santiago y en la Vía Francígena, que sigue las huellas del santo de Asís, pero aquí en lugar de religiosidad hay «solidaridad y un gesto crítico», como explicó en 'La Repubblica' Alberto Renzi, uno de los impulsores de esta iniciativa. Este peculiar camino permite admirar maravillas naturales como el lago de Campotosto, la llanura de Castelluccio, con sus plantaciones de lentejas en floración, y la mole de roca del Gran Sasso, la montaña más alta de los Apeninos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos