Rescatan a una orangután que llevaba años prostituyéndose con hombres

Rescatan a una orangután que llevaba años prostituyéndose con hombres

Pony ha logrado abandonar el burdel situado en una aldea de Indonesia

LA VERDAD

Maquillada, totalmente depilada, perfumada y encadenada a una cama. Así encontraron a Pony, una orangután indonesia a la que estaban prostituyendo con hombres en un burdel. Esta hembra de 12 años era abusada por trabajadores de empresas madereras y de las plantaciones de aceite de palma de la zona.

«Cuanto intentamos liberarala hubo una revuelta, nos amenazaron con cuchillos y machetes. Tuvimos que recurrir a la policía estatal, que envió unos 30 agentes para llevarse a Pony», cuenta la veterinaria que participó en el rescate.

Ahora Pony vive en cautiverio en el Centro de Rehabilitación Nyaru Menteng y se encuentra en buen estado de salud después de 10 años de recuperación. Ha tenido que curar sus abcesos y disipar el trauma psicológico que le provocó el infierno que vivió durante tanto tiempo.

Lo más preocupante es que «el caso de Pony no es aislado, sabemos que en Tailandia es frecuente que los burdeles usen hembras de orangután como diversión sexual para los clientes«, afirma la veterinaria.