Recomiendan prohibir las cabinas de rayos UV por su relación con el cáncer

Recomiendan prohibir las cabinas de rayos UV por su relación con el cáncer

No existen dosis de seguridad cuando estamos expuestos a rayos ultravioleta

LA VERDAD

Someternos a tratamientos bronceadores en cabinas de rayos UV puede acelerar el envejecimiento de la piel e, incluso, provocar cáncer. La Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria de Francia (ANSES), tras sus investigaciones, «recomienda a los poderes públicos que tomen todas las medidas para que cese la exposición de la población general a los UV con fines estéticos».

La Agencia lleva investigando el efecto de las cabinas bronceadoras desde el año 2009. En sus estudios, han incluido los resultados del Centro Internacional de Investigación sobre el Cáncer. Ambos han concluido que es imposible determinar una «dosis de seguridad» de este tipo de radiación artificial.

El informe emitido por la Agencia asegura, además, que «el 43% de los casos de melanoma entre los jóvenes podrían ser atribuidos a un uso de las cabinas de bronceado antes de la edad de 30 años». Recuerdan, además, que el la exposición a estos rayos artificiales «no protege de quemaduras solares» y tampoco proporciona un aporte significativo de vitamina D.

La propuesta de ANSES ha sido aplaudida por los dermatólogos mientras que el sector de la estética augura pérdidas «terribles» añadidas a la crisis que vienen atravesando.

Temas

Cáncer
 

Fotos

Vídeos