La policía da el mayor golpe europeo contra la venta ilegal de televisión de pago

La policía da el mayor golpe europeo contra la venta ilegal de televisión de pago

Los miembros de la organización, que vivían a todo lujo en la Costa del Sol, ofertaban acceso a 800 canales sobre los que carecían de derechos

Alfonso Torices
ALFONSO TORICESMadrid

La Policía Nacional, en coordinación con sus homólogas británica y danesa, y con el apoyo de Europol, ha ejecutado la mayor operación conocida en Europa contra las redes de venta de acceso ilegal a las plataformas y televisiones de pago. La operación concluyó con el arresto de cinco supuestos miembros de una organización criminal con ramificaciones en varios países europeos que habían desplegado una enorme infraestructura técnica y que, a través de páginas web y redes sociales, captaban los clientes a los que les suministraban el acceso a distintos paquetes de contenidos televisivos que, según los investigadores, previamente pirateaban.

La redada, en la que tres de los arrestos se produjeron en España, se realizó de manera simultánea en Málaga, Madrid, Alicante, Dinamarca y el Reino Unido y se completó con 14 registros. Los tres arrestados españoles, a los que se les acusa de pertenencia a organización criminal, delitos contra la propieda intelectual, defraudación al fluido de las telecomunicaciones y blanqueo de capitales, han ingresado en prisión. Los enormes beneficios que a lo largo de un lustro les habría proporcionado este negocio ilícito les permitía residir con una vida de lujo en mansiones de la Costa del Sol y conducir vehículos de alta gama, de los que se les requisaron doce.

La organización contaba para la distribuición de sus señales de televisión pirateadas de once «granjas» de servidores por varios lugares del mundo, lo que les permitía llegar a clientes de hasta 30 países con hasta 800 canales. Ofertaban distintos tipos de suscripciones, con tarifas de 40 a 460 euros mensuales.