Ser una persona optimista disminuye el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas

Una joven sonriente./Fotolia
Una joven sonriente. / Fotolia

Se ha encontrado una relación directa entre el pensamiento positivo y hábitos saludables

LA VERDAD

Tener un estado de ánimo positivo repercute de forma positiva en los indicadores de la salud cardiovascular, según un estudio de la Facultad de Medicina Feinberg de Northwestern University.

Este análisis se ha basado en una definición de la salud cardiovascular según dos categorías: conductas de salud, que incluye la dieta, actividad física y hábitos como el tabaquismo; y factores de salud, que tienen como indicativos los niveles de presión arterial, colersterol o glucosa. Ya anteriormente se había encontrado una relación positiva entre optimismo y disminución de enfermedades cardiovasculares y en este nuevo trabajo se ha encontrado una relación que indica que las personas optimistas suelen llevar una vida más sana. Los que tienen una visión más positiva de la vida tienen menos probabilidad de ser fumadores, hacen más actividad física y suelen llevar una dieta más saludable.

«El bienestar psicológico influyó en la salud del corazón, a través de procesos biológicos, comportamientos de salud y recursos psicosociales. Tener una sólida red de apoyo social también les brinda confianza a los pacientes sobre su salud futura y les ayuda a actuar con prontitud en el asesoramiento médico, participar en la resolución de problemas y tomar medidas preventivas activas», explican los autores del estudio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos