El inocente error que comete la mayoría de conductores y que puede ser mortal

El inocente error que comete la mayoría de conductores y que puede ser mortal

Estar atento a este simple gesto cuando paras en un semáforo o en un cruce podría podría salvarte la vida

LA VERDAD

Seguro que son múltiples las ocasiones en las que, cuando paras en un semáforo o cruce, giras el volante como método de preparación para dirigirte hacia la izquierda o derecha cuando puedas continuar la marcha. Esta conducta, que crees preventiva, entraña un riesgo mayor de lo que supones.

Imagina que estás en un cruce, con el volante girado hacia la izquierda y esperando que pase el vehículo que viene en sentido contrario. Si otro coche te alcanzara por detrás, el choque haría que tu vehículo se desplazara hacia la dirección que marcan las ruedas. Podrías acabar colisionando con el coche que marcha en sentido contrario provocando una accidente de tráfico que quizás te cueste la vida.

Ahora supón que no habías girado el volante y las ruedas seguían rectas. Al recibir el embiste trasero del coche simplemente te desplazarías hacia delante sin chocar con ningún otro vehículo. Todo quedaría en un accidente leve. Al volante, toda precaución es poca y pequeños gestos como este podrían salvarte la vida.

Más sobre accidentes de tráfico