El millonario de la marihuana, que no la prueba

El millonario de la marihuana, que no la prueba

Este hombre se olió el negocio antes que nadie: apostó por el fin de la ilegalidad de la marihuana, y los hechos le van dando la razón. Su empresa ya cotiza en Bolsa

CARLOS MANUEL SÁNCHEZ

«Nunca he visto a mi marido 'colocado'», confiesa Maria Chapman, esposa del empresario Brendan Kennedy y madre de sus dos hijos pequeños.

Kennedy, de 47 años, es el presidente ejecutivo de Tilray, la primera compañía dedicada a la producción y comercialización de marihuana que cotiza en Bolsa. Se estrenó en el Nasdaq el pasado verano. Menos de un año después ya hay catorce biotecnológicas relacionadas con el cáñamo que cotizan en Estados Unidos.

En buena medida, el artífice de este boom es Brendan Kennedy, pero él apenas ha probado el producto que lo ha convertido en millonario. La marihuana no es su droga. Los datos son su verdadera adicción. Martiriza a su secretaria con estadísticas de aspectos de su vida personal, como cuánto ha volado -11,25 vuelos mensuales el año pasado- o las veces que desayuna con sus hijos. Kennedy, de hecho, comenzó su carrera profesional como analista de datos en la banca.

Este es un artículo de 'XLSemanal', el suplemento dominical de 'La Verdad'. Puedes seguir leyéndolo completo aquí.