Las rachas de viento no permiten controlar el incendio en Gran Canaria que ha arrasado 1.500 hectáreas

La Guardia Civil detiene al hombre que causó el fuego mientras soldaba y cuyas llamas han obligado a desalojar a un millar de vecinos

ALAIN MATEOS

El incendio forestal que asola Gran Canaria desde el sábado sigue activo y sin control. Las autoridades han logrado, por el momento, estabilizar el fuego en un perímetro de 23 kilómetros. Las llamas han arrasado 1.500 hectáreas en apenas 48 horas y más de mil ciudadanos han tenido que ser desalojados por las autoridades ante la proximidad del fuego, sin que por ahora se registren heridos. Son vecinos de las localidades de Tejeda, Artenara y Gáldar, aunque el ayuntamiento de esta última población ya ha comunicado a sus habitantes que pueden comenzar a regresar a sus hogares.

Mientras los equipos de emergencias trataban de frenar el avance de las llamas, la Guardia Civil detenía esta mañana en la población de Telde a un vecino de 55 años al que responsabiliza del inicio del fuego debido a una actuación negligente, que ya ha sido comunicada al juez. El arrestado desató las primeras llamas cuando el sábado manipulaba un equipo de soldadura junto a una vivienda en el Cruce de Peñas (Gáldar), en la carretera GC-21.

Han sido las rachas de viento que soplaron durante la madrugada de este lunes, de hasta 70 km/h, las que reactivaron el foco del incendio en el Parque de Otoño de Artenara y en el barranco de Tejeda, siendo el flanco sur de Artenara, camino de La Aldea, el que más preocupa a los servicios de emergencias en estos momentos. El otro foco, el originado en Gáldar, continúa activo pero está estabilizado, según informa el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Victor Torres. El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha admitido en la noche de este lunes que las rachas de viento de más de 50 km/h en la cumbre de Gran Canaria, donde asola el incendio, no permiten que se de por controlado el fuego tras los trabajos realizados a lo largo de este día tanto por medios aéreos como terrestres.

La Unidad Militar de Emergencias (UME) informó que la misión principal de la noche del domingo al lunes fue «la defensa de la población de Tejeda» -los ciudadanos desalojados en esta localidad fueron trasladados a las instalaciones municipales de San Mateo- y la contención de las llamas, en lo que trabajan más de 230 personas sobre el terreno con el apoyo, desde primera hora de la mañana, de 13 medios aéreos de extinción. La operación aérea está liderada por un hidroavión procedente de Málaga, junto con un segundo avión y cuatro helicópteros, dos de ellos grandes aparatos del tipo Kamov.

Tres carreteras cortadas

El presidente autonómico explicó que «el balance de esta noche podría haber sido peor», ya que se temió que las llamas superasen el perímetro limitado de 23 kilómetros dado que el fuego avanzó otras 500 hectáreas más. El siniestro ha obligado a cerrar al tráfico las carreteras GC-60 -desde Maspalomas a Tejeda-, GC-150 -en su paso por la Cruz de Tejada hasta Pinos de Gáldar-, y GC-210 -desde Tejeda hasta Artenara-. Recientemente fue reabierta para su uso la GC-21 -desde los kilómetros 33,700 en los Garajes hasta el final de la misma-, que se suma a las otras vías habilitadas desde ayer, como la GC-220 y GC-702.

La ayuda y la colaboración ciudadana también está presente en medio de la tragedia. Una vecina de la localidad de Firgas ha ofrecido sus terrenos para poner a salvo dentro de su finca a los animales que estén en la zona afectada por el fuego. «Sobre todo para ubicar caballos, pero también puedo habilitar el terreno para ovejas y cabras. Lo que pueda lo hago», afirmó en las redes sociales.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha alertado a través de un comunicado del «riesgo extremo» de incendios forestales en las Islas Canarias este lunes debido a las fuertes rachas de viento. Además insiste en pedir «precaución» para no originar nuevos focos a los ya existentes. En el resto del país las principales zonas de «alto riesgo» de incendios forestales son Andalucía, Extremadura, Madrid, Castilla-La Mancha, Aragón y el oeste de la Comunidad Valenciana.

Más información