La juez mantiene en prisión a los dos imputados por la violación grupal de una joven en Bilbao

Concentración convocada por la asociación feminista Gafas Moradas este lunes en la Plaza Moyúa de Bilbao contra la violencia machista/EFE
Concentración convocada por la asociación feminista Gafas Moradas este lunes en la Plaza Moyúa de Bilbao contra la violencia machista / EFE

Las pruebas de ADN mostrarán qué vinculación tuvieron los otros cuatro jóvenes que quedaron en libertad provisional

EUROPA PRESSBilbao

La juez instructora ha decretado este miércoles el mantenimiento en prisión de los dos imputados por la agresión sexual grupal del pasado 1 de agosto por la noche a una joven de 18 años en el Parque de Etxebarria de Bilbao, según han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

Aunque la Ertzaintza detuvo en la madrugada del día 2 a seis individuos por la violación múltiple, la juez de guardia dejó el pasado fin de semana en libertad condicional a cuatro de ellos, con la obligación de comparecer diariamente ante el Juzgado, al tener «dudas» de su participación, ya que la víctima ofreció una descripción muy detallada de dos -uno de ellos tiene un tatuaje muy característico-, mientras que no identificó al resto.

Los seis supuestos agresores fueron localizados por la Policía Vasca en el Casco Viejo de Bilbao más de cuatro horas después de producirse la violación grupal, pero, de momento, no se ha acreditado que todos ellos fueran los autores de la violación grupal.

El pasado lunes el caso pasó a manos del Juzgado de Instrucción número 4 de Bilbao, que lleva la investigación, y hoy debía decidir sobre la situación de los dos acusados que habían ingresado en la prisión de Basauri por orden de la juez de Guardia. La magistrada instructora ha confirmado este miércoles el mantenimiento de prisión de estos imputados.

Mientras, investiga cuál es la supuesta implicación de los otros cuatro varones. Para ello, serían claves las pruebas de ADN, cuyos resultados, como muy pronto, se obtendrían en un plazo de quince días.

La víctima habría contactado a través de Instagram con uno de los agresores sexuales, que tenía un tatuaje, y se citó con él en el Parque de Etxebarria a las 23.30 horas del pasado jueves. Cuando ésta acudió al lugar, observó que el individuo estaba acompañado de más personas, por lo que intentó marcharse.

Sin embargo, éstos la retuvieron por la fuerza y la sometieron a varias violaciones, aunque la joven no supo determinar cuántas veces la agredieron sexualmente. Posteriormente, la víctima denunció la violación grupal y describió al chico del tatuaje, con el que había contactado por redes sociales, y a otro, del que facilitó la descripción de su vestimenta, el chándal que llevaba, la marca y otras características, aunque no pudo describir al resto.