Este verano habrá más mosquitos e insectos en general: así tienes que actuar

Este verano habrá más mosquitos e insectos en general: así tienes que actuar

Mosquitos, chinches, pulgas, que ninguna picadura te arruine el verano

LA VERDAD

Con la llegada del buen tiempo y las altas temperaturas del verano vuelven las molestas picaduras de mosquitos y otro tipo de insectos que nos amargan un buen paseo o nos irrumpen el descanso de estas calurosas noches. «Las intensas lluvias de esta primavera han producido grandes encharcamientos de agua que favorecen la aparición de insectos como los mosquitos», asegura Milagros Fernández de Lezeta, directora de Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA). Los bichos no son los únicos dispuestos a arruinarnos una jornada veraniega, si vamos a la playa, medusas y erizos de mar también pueden resultar igual o más peligrosos.

Es muy recomendable aprender a identificar cada picadura o mordedura de estas criaturas para aprender a prevenirlas y tratarlas, con esta pequeña guía lo tendremos un poco más fácil:

Mosquito

Es el más común de estos bichitos. Su picadura provoca rojez en la piel, seguida de un habón, en algunos casos. Es recomendable no rascarse, a ser posible, y tratarlas con pomadas antiinflamatorias con corticoides de la farmacia. Aunque el mosquito tigre puede transmitir enfermedades, como el dengue, en España no se ha registrado ningún caso hasta el momento. Lo mejor es usar repelentes líquidos o en spray para evitarlos, evitando pulseras y ultrasonidos.

Abeja o avispa

A simple vista es difícil diferenciar una picadura de avispa a la de una abeja, salvo porque la última deja el aguijón clavado. La inflación y la rojez puede extenderse hasta 10 cm y durar hasta 48 horas. Si la picadura viene seguida de un sarpullido se administrarían antihistamínicos aparte de una crema con corticoides tras lavar la picadura y bajar la hinchazón con paños fríos y hielo. Entre un 15% y un 25% de la población es especialmente sensible al veneno de estos insectos, pudiendo sufrir un shock anafiláctico, en tal caso se recurriría a inyecciones de adrenalina muscular y atención médica urgente.

Garrapata

Son fácilmente identificables porque no se trata de una picadura, si no de un parásito adherido a la piel. Tienen forma de pequeña lenteja que va creciendo. Para quitarlas, lo mejor es asfixiarlas con aceite o vaselina para que se suelten solas. Pueden provocar una pequeña erupción el piel o algo de fiebre, raramente transmiten enfermedades a humanos, solo en zonas silvestres o procedentes de ganado.

Araña

Depende del tipo de araña, pero normalmente se identifica con dos puntitos seguidos de inflamación, intenso dolor y vesículas, en algunos casos. Después de limpiar y desinfectar la herida, hay que acudir al hospital para el tratamiento con analgésicos, antiinflamatorios y en algunos casos antibióticos o hasta la anti-tetánica.

Chinche

Sus síntomas son similares a la picadura de un mosquito, enrojecimiento seguido de un habón. Las chinches pican por todas partes del cuerpo siguiendo un patrón de picaduras contiguas en la misma zona. Lo normal es tratarlas con corticoides para el picor, rara vez presentan complicaciones como alergia o infección.

Pulgas

Muy similar al mosquito y la chinche, solo que no suele picar por encima de las rodillas y sigue un patrón vertical. Su tratamiento es sencillo a base de frío para la hinchazón y antihistamínicos de prescripción médica. En casos de alergia puede darse un shock anafiláctico.

Alacran

Su picadura es muy doloras y deja un centro necrótico de color oscuro seguido de inflamación. En el hospital se pondrá un tratamiento de analgésicos y antihistamínicos, además de un tratamiento de profilaxis en algunos casos. Puede presentar también casos de alergias o fuertes edemas, calambres musculares, temblores y hormigueos.

Medusa

Su picadura puede ir de un simple escozor a un dolor intenso, seguido de inflamación. Lo mejor es neutralizar el veneno con alcohol o vinagre durante unos 30 minutos y luego acudir a una farmacia a por una pomada de hidrocortisona de 1% para el escozor. A no ser que sea una medusa muy venenosa, como la carabela portuguesa, bastará con un analgésico para el dolor y antihistamínicos para la inflamación.

Erizo de mar

Sus afiladas puntas duras se rompen y quedan enterradas en nuestra piel. Debemos lavar y desinfectar la zona previamente, para proceder a sacarlas con una aguja con mucho cuidado, intentando agrandar un poco el orificio, todavía con la piel húmeda para facilitar la operación. El jugo de limón ayuda a ablandar la piel y deshace las púas.