La guerra mundial de la predicción meteorológica

La guerra mundial de la predicción meteorológica

La predicción meteorológica es más sofisticada que nunca, pero su eficacia depende absolutamente de la colaboración internacional, que hasta ahora no se cuestionaba. Pero las estrategias políticas de Donald Trump y los intereses económicos amenazan esta alianza planetaria

CARLOS MANUEL SÁNCHEZ

La mayor guerra que libra la humanidad está relacionada con el clima: tiene dos frentes. Uno es el cambio climático. Vamos perdiendo. La temperatura del planeta ya ha subido un grado. El otro es la predicción meteorológica. Y, por el momento, vamos ganando. La vigilancia meteorológica mundial es una de las grandes proezas científicas de nuestra época. Pero, sobre todo, es el mejor ejemplo de que el ser humano es capaz de ponerse de acuerdo con el resto de los seres humanos. Y pelear, codo con codo, contra los elementos.

Esta colaboración puede saltar por los aires si se cumple la amenaza de Donald Trump de retirar a Estados Unidos de una alianza planetaria que funciona desde el siglo XIX.

Este es un artículo de 'XLSemanal', el suplemento dominical de 'La Verdad'. Puedes seguir leyéndolo completo aquí