La Generalitat ofertará 30.000 empleos públicos este otoño

El conseller Puigneró, en su comparecencia desde el Parlament/LaVanguardia.com
El conseller Puigneró, en su comparecencia desde el Parlament / LaVanguardia.com

El objetivo del Govern es acercar la administración y la ciudadanía hacia un ecosistema digital

LA VERDAD

El conseller de Polítiques Digitals y Administració Pública, Jordi Puigneró, ha anunciado este jueves que la Generalitat de Cataluña aprobará una oferta de empleo público de alrededor de 30.000 plazas que se irán concretando a lo largo de la legislatura y que se repartirán entre 4.323 plazas de funcionarios de administración y técnicos, 685 laborales, 15.658 docentes y 9.307 estatutarios del Institut Català de Salut (ICS).

El principal objetivo del consistorio con este plan de empleo pasa por acabar con la temporalidad y estabilizar la administración pública catalana. El manejo de las nuevas tecnologías y las capacidades digitales son uno los requisitos más demandados en esta convocatoria.

Compromiso de devolver las pagas extra de 2013 y 2014

El conseller mantiene su intención de devolver a los funcionarios las pagas extra de 2013 y 2014, aunque admite que hay «pequeños impedimentos», ya que estos asuntos de déficit y gasto dependen de la Administración Central. Por su parte, los incrementos salariales previstos para este 2018 todavía están en el aire, su aplicación en Cataluña terminará de decidirse el próximo septiembre.

Se impulsarán, también, iniciativas de reordenación de jornadas laborales y espacios de trabajo para acercar la administración a un ambiente digital de cotrabajo y teletrabajo, entre otras medidas.

Empoderamiento digital de la ciudadanía

Otro de los objetivos de la legislatura, explica Puigneró, es promover el empoderamiento digital de la ciudadanía catalana, uno de los puntos claves de las movilizaciones del pasado 1 de octubre. «El 1 de octubre los catalanes salimos a la calle con la firme voluntad de votar. No nos paró la ni lluvia, ni las porras ni los ciberataques. La gente se sintió empoderada también desde el punto de vista digital», explica el conseller.

«El proceso hacia el 1 de octubre fue una acción política de millones de personas que pasó por encima de la oposición judicial y policial de un Estado y que se tiene que estudiar en un futuro como el primer gran experimento de innovación social digital en el mundo», afirma Puigneró.

Ciudades inteligentes

Otro de los grandes objetivos de este departamento, continua Puigneró, es consolidar un territorio cohesionado con infraestructuras digitales y ciudades inteligentes, por lo que el ejecutivo tiene la intención de continuar desplegando una red pública de banda ancha gracias al programa de Xarxa Oberta. Aun así, haría falta otra gran inversión de 40 millones de euros en los próximos dos años para que la iniciativa pueda abarcar las comarcas periféricas.

«No se puede garantizar un desarrollo social y económico sin acceso a unos servicios de telecomunicaciones de calidad», razona el conseller, que mantiene el compromisorio de convertir el área metropolitana de Barcelona en un «laboratorio abierto de 5G», potenciar la funcionalidad móvil a través de las iniciativas del Mobile World Capital Barcelona (MWCapital) y seguir apoyando las ferias y eventos internacionales de la talla del Mobile World Congress (MWC) o el Smart City Expo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos