El error que nunca debes cometer al sentar a tu niño en el asiento del coche

El error que nunca debes cometer al sentar a tu niño en el asiento del coche

Sentar a tu pequeño en la sillita con el abrigo puesto puede poner en peligro su vida

LA VERDAD

Es muy habitual que padres y madres sienten a su pequeño en la silla del coche sin quitarle el abrigo. Es normal, hace frío. Pero la mayoría no sabe que está poniendo en peligro la vida de su hijo. Las pruebas que así lo verifican concluyen que esta circunstancia aumenta un 80% la posibilidad de que un niño salga despedido en caso de colisión.

Gracias a la simulación con muñecos, los expertos han comprobado que cuando un vehículo circula a 50 kilómetros por hora y sufre un accidente, el niño sale despedido del coche ya que el abrigo es una «barrera ficticia» entre el cuerpo y el cinturón.

Al apretar el arnés sobre el abrigo realmente estamos haciéndolo sobre una cámara de aire que, cuando se produce un impacto, se desinfla. Por lo tanto, queda espacio suficiente entre el cinturón y el cuerpo para que salga despedido. Evidentemente el riesgo aumenta cuanto mayor sea el grosor de la prenda.

Para asegurarnos de que nuestro hijo va bien protegido en su habitáculo debemos intentar introducir la mano entre el cinturón y su hombro. Si caben dos o más dedos, sin duda, nuestro hijo está en peligro. La próxima vez, quítale el abrigo, ajusta bien el arnés y luego colócale una manta por encima para que no pase frío.

Más sobre seguridad vial