El doctor Frankenstein chino

El doctor Frankenstein chino

El biofísico He Jiankui asegura haber modificado genéticamente embriones humanos, lo que lo convertiría en el primer científico en lograrlo. Lo hizo en secreto y a pesar de los riesgos que implica. El precio de su ambición lo pagarán dos niñas recién nacidas

FRANK OCHMANN

Cuando todavía era un niño y jugaba entre los campos de arroz y los cobertizos para los cerdos de su pueblo natal, He Jiankui soñaba con ser algún día el Einstein de China.

He Jiankui es físico, pero se pasó a la biología al ver el potencial de la genética. Tras doctorarse en Stanford comprendió, dice, que los científicos también tenían que saber venderse

La física y las matemáticas eran el centro de su vida. Se construyó un pequeño laboratorio en casa. La luz permanecía encendida hasta altas horas de la noche, recuerda su padre en una conversación mantenida con periodistas chinos. Sus progenitores entendían y apoyaban el ansia de conocimientos de su hijo, incluso pidieron un crédito para pagar sus estudios.

Este es un artículo de 'XLSemanal', el suplemento dominical de 'La Verdad'. Puedes seguir leyéndolo aquí