Un día de contrición en Sephora

Un día de contrición en Sephora

La cadena de belleza cierra todas sus tiendas en EE UU durante un día tras el incidente racista que protagonizó una empleada con la cantante SZA

I. ASENJO

Solána Imani Rowe, más conocida profesionalmente por SZA, fue la revelación del R&B y Hip Hop en los Grammy del pasado año, aunque parece que no todo el mundo conoce a una de las nuevas divas del pop. La artista estadounidense -con casi 2,5 millones de seguidores en Twitter- tuvo a primeros de mayo un incidente racista en un establecimiento de la cadena de productos de belleza y cosmética Sephora en California. Una de las empleadas llamó al vigilante de seguridad para que comprobase que la mujer no estaba robando productos de la tienda, al desconfiar de ella, se supone que por ser negra.

La afroamericana denunció este altercado en las redes sociales y se ha montado un buen tinglado. La firma ha cerrado este 5 de junio todas sus tiendas de Estados Unidos -posee más de 400-, así como sus centros de distribución y oficinas corporativas para realizar un curso de formación para empleados sobre diversidad e intentar acallar las críticas.

Un día de contrición en Sephora al estilo de la pausa antiracista para el café que protagonizó el pasado año Starbucks por la detención de dos negros a instancias de un gerente. La cadena internacional de café se convirtió en un punto de atención mediática. Unos 8.000 establecimientos cerraron a las dos y cuarto de la tarde. Sus más de 175.000 empleados en Estados Unidos, que atienden a 100 millones de cafeteros a la semana, debían participar en una sesión de formación de cuatro horas para evitar los prejuicios raciales al tratar con los clientes. Una lección para todos.