El biólogo español Francisco José Ayala, apartado de la Universidad de California por acoso sexual

El científico español Francisco José Ayala./Mitxel Atrio
El científico español Francisco José Ayala. / Mitxel Atrio

La institución retira su nombre de la Facultad de Biología, la Biblioteca Central de Ciencias y todos sus programas y becas

Luis Alfonso Gámez
LUIS ALFONSO GÁMEZ

El biólogo Francisco J. Ayala, considerado el más importante científico español en activo, ha sido apartado de todos sus cargos en la Universidad de California en Irvine (UCI) por las acusaciones de abuso sexual por parte de tres profesoras y una estudiante graduada. Tras seis meses de investigación, la UCI ha decidido, además, retirar su nombre de su Facultad de Biología y su Biblioteca Central de Ciencias, de las que Ayala era el principal donante.

La investigación de la Oficina de Igualdad de Oportunidades y Diversidad de la UCI comenzó en noviembre de 2017 y finalizó en mayo. Cuatro mujeres presentaron acusaciones contra Ayala: las profesoras Kathleen Treseder y Jessica Pratt, la vicedecana Benedicte Shipley y la estudiante graduada Michelle Herrera. Los investigadores entrevistaron a más de sesenta testigos, además de los cuatro denunciantes.

«Agradezco y felicito a nuestros colegas que informaron sobre esta mala conducta», ha dicho Howard Gillman, rector de la UCI, quien en un comunicado ha calificado la actitud de las denunciantes de «extremadamente valiente. Aplaudo su valentía y me disculpo porque experimentaron un comportamiento inapropiado por parte de un miembro de nuestra facultad. El comportamiento del profesor Ayala desafió nuestras creencias fundamentales y fue inconsistente con nuestras políticas, pautas y capacitación requerida. Dado el número y la amplitud de las acusaciones fundamentadas, y las diferencias de poder en juego, decidí que mantener el nombre del profesor Ayala en una posición de honor sería erróneo».

El nombre del científico español será también eliminado de las becas de posgrado, los programas académicos y las cátedras de investidura. Ayala, ha dicho el rector, ha renunciado, a todos sus puestos en la UCI con fecha de 1 de julio y «se abstendrá de futuras actividades universitarias.

Asesor de Bill Clinton

Francisco J. Ayala (Madrid, 1934) era hasta ahora catedrático de Biología, Filosofía, y Lógica y Filosofía de la Ciencia en la Universidad de California. Asesor de Bill Clinton cuando estaba en la Casa Blanca y expresidente de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia –la organización científica más importante del mundo–, es doctor honoris causa por una veintena de universidades –incluida la del País Vasco– y, además de su actividad investigadora y divulgadora, es viticultor y un gran coleccionista de arte.

Exsacerdote dominico, Ayala reside desde 1961 en Estados Unidos, donde fue discípulo de Theodosius Dobzhansky, quien dijo en 1973 que «nada tiene sentido en la biología si no es a la luz de la evolución», sentencia que el biología español suele recordar cuando se le pregunta por la trascendencia de la teoría de la evolución. Ha firmado más de 400 artículos científicos sobre el origen de las especies, la diversidad genética, la evolución de la malaria, el reloj molecular y la evolución humana, temas sobre los que ha escrito una veintena de libros.

Casado y con dos hijos, el científico español, que mantiene vínculos familiares con el País Vasco, es uno de los más firmes combatientes del creacionismo, ideología religiosa que mantiene que Dios creó al hombre tal cual es. «No hay ningún agujero en la teoría de la evolución. Está más comprobada que la teoría heliocéntrica», sostiene. Durante su presidencia de la AAAS, Ayala empleó todos los recursos a su disposición en la defensa la enseñanza de la evolución en las escuelas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos