El calor y la humedad del verano en la Región, 'paraíso' de las plagas

Cucacaracha. /G. C.
Cucacaracha. / G. C.

Las condiciones del suelo de la Comunidad favorecen la aparición de cucarachas y ratas, según el portavoz de la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental

EPMurcia

El calor, la humedad y condiciones del suelo de zonas como la Región de Murcia, próxima, a su vez, al mar, favorecen la aparición de plagas y de cucarachas. De hecho, cucarachas y ratas, entre otras plagas, puede ocasionar también reacciones alérgicas con idénticos síntomas que la alergia al polen o los alimentos, con picor de ojos, lagrimeo, estornudos, congestión y tos.

Según explica Pedro Navalón, portavoz de la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA), en los últimos años, múltiples estudios han demostrado una relación directa entre los excrementos de las cucarachas con las alergias y el asma.

Del mismo modo, la exposición a los alérgenos de ratas y ratones puede contribuir al desarrollo de alergias y asma alérgico entre la población general y especialmente entre los niños en edad escolar.

«Sin duda, especial cuidado requieren los colectivos más vulnerables, como son los niños, las personas mayores y aquellas que padecen enfermedades respiratorias y cardiovasculares, más ahora con la llegada del buen tiempo y el progresivo aumento de las temperaturas, que favorece la aparición de plagas en nuestros hogares y en otros espacios interiores en los que pasamos la mayor parte de nuestro tiempo», afirmó Navalón.

Así, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 61 por ciento de los niños de los centros urbanos expuestos a niveles detectables de alérgenos en ratones tienen más probabilidades de padecer ataques de asma.

Navalón acentúa, en este sentido, que evitar la presencia de roedores y cucarachas es tan sencillo como llevar a cabo determinadas medidas de prevención, tales como el sellamiento de grietas y el mantenimiento de unas adecuadas condiciones de higiene, además de contactar con profesionales expertos cuando se detecte la presencia de este tipo de plagas.

Otros consejos, que destaca asimismo la web alergomurcia.com, son no dejar restos de comida porque las cucarachas seguirán cualquier camino de comida que se encuentre en la casa, son incluso capaces de comer pegamento o jabón si tienen mucha hambre; mantener cerrado el cubo de basura y vaciarlo a menudo, mantener limpios baños y lavabos porque una gota de dentrífico es suficiente para alimentar una cucaracha.

Tampoco hay que permitirles beber, teniendo presente que necesitan el agua para sobrevivir, sin ella mueren en una semana, mientras que sin comida pueden sobrevivir un mes; y ser conscientes de que les encantan las grietas y como tienen cuerpos lisos pueden pasar por cualquier agujero.

Como curiosidad, pueden nadar e incluso, dejar de respirar durante 15 minutos. Se calcula que sobre el planeta hay 3.500 especies de cucarachas, de las que solo un pequeño número (entre cinco y siete) viven en los domicilios y edificios, el esto habita en los bosques, especialmente, en los tropicales húmedos.

Las especies más comunes en los hogares son Blatta Orientalis (cucaracha negra o común), Periplaneta americana (cucaracha americana), la Periplaneta australasiae (cucaracha australiana) y Blatella germanica (cucaracha rubia, roja o alemana).

Entre los síntomas más corrientes de alergia a alergenos de cucaracha son los estornudos, con acompañamiento, en ocasiones, de taponamiento de nariz; picor de ojos, nariz, paladar, oídos y garganta; rinorrea acuosa; lagrimeo, conjuntivitis, tos irritativa o pitos en el pecho.

La incidencia de alergia a cucarachas es variable, con cifras altas, próximas al 70 por ciento, en el continente americano, en la India (35%) y menos en Europa (15%). En España, según varios estudios, hay positividades a la Periplaneta (13%), seguida de Blatella (7%) y Blatta (2%) en Cádiz; sensibilización en el 21,6 por ciento de los pacientes a Blatta y 11,1 por ciento a la Blatella y Periplaneta en Madrid. Otros estudios sitúan la sensibilización al 15 por ciento en Madrid y al 16 por ciento en Canarias.