Los actores que se esconden tras tus personajes de cine favoritos

Anthony Daniels se prepara para rodar una secuencia como C-3PO bajo la dirección de George Lucas. / R. C.
Anthony Daniels se prepara para rodar una secuencia como C-3PO bajo la dirección de George Lucas. / R. C.

Detrás de personajes célebres como Gollum, C3PO o el Fauno se ocultan profesionales que no han gozado de la popularidad de sus filmes

MIKEL LABASTIDA

Si en un restaurante coincidiesen Sandra Bullock y Andy Serkis, la mayoría de miradas se dirigirían hacia ella. Él pasaría completamente desapercibido, pese a que en su currículum cuenta con títulos todavía más famosos que los de la actriz, como 'El señor de los anillos' o 'La guerra de las galaxias'. La diferencia es que Serkis no da la cara, y eso le ha librado -o privado, según se mire- de la fama. Presta su cuerpo, sus movimientos y su interpretación a criaturas fantásticas que forman parte del imaginario cinéfilo colectivo como Gollum, King Kong o el Líder Supremo Snoke, y es a ellos a los que ha cedido todo el protagonismo.

Les pasa a los profesionales que se dejan camuflar bajo los efectos CGI (imágenes generadas por ordenador) aplicados sobre capturas de movimiento para interpretar a ciertos personajes. Esta fórmula permite rejuvenecer o envejecer rostros, deformarlos o crear seres mitológicos, pero casi siempre precisan que detrás haya un especialista que los dote de vida.

Aunque las criaturas sobrenaturales no llegaron al cine con los CGI. Antes la gran pantalla se las ingeniaba para sorprender al espectador con monstruos, animales humanizados o figuras de otros mundos, como R2-D2 y Chewbacca, el droide y el wookie de 'La guerra de las galaxias'. Los que se ocultaban tras ellos no tenían ninguna relevancia. En ocasiones, ni siquiera aparecían en los créditos. Por esa razón, hace unos días, muchos se sorprendieron al ver por primera vez el rostro de Peter Mayhew, a propósito de su muerte. Él hizo soñar y disfrutar a un montón de amantes del cine con aquel animal enorme llegado del planeta Kashyyyk, pero nunca gozó de una popularidad a la altura de su creación. El ego en estos casos quedaba guardado en un baúl junto a otros elementos de atrezzo.

El cine y la televisión están llenos de personajes célebres que han tenido detrás a artistas que mantuvieron su anonimato, como el Fauno de Guillermo del Toro (Doug Jones), el extraterrestre Alf (Michu Meszaros) o la chimpancé Zira en 'El planeta de los simios' (Kim Hunter). Algunos actores famosos, no obstante, se han dado una cura de humildad y han pasado por este trance alguna vez, como ocurrió con unos irreconocibles Ralph Fiennes como Lord Voldemort en la saga de 'Harry Potter' o Benedict Cumberbatch como el dragón Smaug en la de 'El Hobbit'.

Peter Mayhew - Chewbacca, 'LA guerra de las galaxias' El enfermero que se transformó en un enorme wookie

Peter Mayhew trabajaba como asistente en un hospital británico hasta que George Lucas –creador de 'Star Wars'– lo observó de pie mientras dialogaba con el personal del hospital y se convenció de que había encontrado a Chewbacca. Por entonces, su idea era que aquel wookie fuera una criatura feroz y temeraria, pero la personalidad de Mayhew hizo que el personaje cambiase y se volviera más entrañable. Esta y otras anécdotas las recordó el cineasta hace unos días cuando falleció el intérprete y mucho fans descubrieron el rostro de quien dio vida al escudero perfecto de Han Solo.

Este actor inglés le debe entre otras cosas a su enorme estatura (2,14 metros) el que fue el papel de su vida, que interpretó hasta el episodio 7. Curiosamente, durante la grabación de la trilogía original no abandonó su puesto de enfermero en el centro en el que trabajaba. En la entrega número 8, por problemas de salud, fue sustituido por Joonas Suotamo, intérprete finlandés y jugador de baloncesto.

Anthony Daniels - C-3PO, 'La Guerra de las Galaxias' El único presente en todas las entregas de la saga

Tiene 73 años este actor inglés cuya carrera ha estado ligada al personaje de C-3PO en la saga de 'La guerra de las galaxias', ya que participó en las seis cintas anteriores y en la actual trilogía, incluida la próxima entrega, 'El ascenso de Skywalker', que se estrenará en diciembre. Es el único intérprete presente en todas las entregas. Además, ha prestado también su voz a series animadas y videojuegos en los que aparecía el androide que se diseñó para que se pudiera comunicar con más de cien millones de formas de vida.

Un premio de radio de la BBC le sirvió de pasaporte al mundo de la actuación. Estudió dos años de Derecho, pero enseguida se dio cuenta de que no sería feliz interpretando leyes. Quería interpretar otros papeles y el teatro le dio esa oportunidad. Hasta que recibió la llamada de George Lucas para formar parte de uno de los títulos más célebres de la historia del cine. Quien lo haya visto en series como 'Square Deal' o 'Three Up Two Down' nunca habría imaginado su relevancia.

Kenny Baker - R2-D2, 'La Guerra de las Galaxias' Del circo ambulante a las galaxias

Formó parte de circos ambulantes y de espectáculos de patinaje sobre hielo hasta que comenzó su trabajo en el cine, donde participó en 'El hombre elefante', 'Flash Gordon', 'Amadeus' o 'Willow', entre otros títulos. Con George Lucas coincidió en 'Dentro del laberinto', de la que era productor ejecutivo, pero el encuentro decisivo se había producido con 'La guerra de las galaxias', donde encarnó al simpático droide R2-D2. Estuvo en la trilogía original, en las tres precuelas de la historia y en la primera entrega de la nueva trilogía, 'El despertar de la fuerza', en la que su aparición fue mucho más breve.

Le tomó el relevo Jimmy Vee, a quien llegó a dar algunos consejos sobre cómo colarse en el emblemático personaje, uno de los más venerados de la saga junto con el que forma pareja, C-3PO. Curiosamente la relación entre ambos fue complicada, hasta el punto de no dirigirse la palabra fuera del plató. El actor, que sufría enanismo, falleció en 2016, a los 81 años.

David Prowse - Darth Vader, 'La Guerra de las Galaxias Un campeón de halterofilia como fuerza del mal

La altura también resultó determinante para que David Prowse consiguiese el papel de Darth Vader en la saga de Lucas. Su imponente constitución (medía 1,98 y pesaba 118 kilos) y el hecho de ser campeón de halterofilia en múltiples ocasiones en Gran Bretaña lo hicieron propicio para convertirse en la fuerza del mal de la saga. Lo que no le gustó a Lucas, sin embargo, fue la voz del culturista, y llegó a sustituírsela, dicen, sin previo aviso. Cuando Prowse acudió al pase del primer filme se llevó la sorpresa: los espectadores no solo no reconocerían su rostro tapado por una máscara, sino que también se perderían su voz.

El director estadounidense llegó a barajar que fuese Orson Welles el que lo doblase, aunque finalmente se decantó por alguien más desconocido, James Earl Jones. Este profesional, que incluso entrenó a Christopher Reeve para su papel en la primera película de Superman, dejó el mundo del cine cuando abandonó la trilogía para dedicarse al gimnasio que tenía en Londres.

Jeremy Bullock - Boba Fett, 'La Guerra de las Galaxias' El secundario que supo conquistar al público

Es curioso cómo un rol secundario ha conseguido hacerse un hueco tan importante entre los seguidores de esta saga cinematográfica. El cazador de recompensas Boba Fett ocultaba al actor inglés Jeremy Bulloch, quien ya tenía tras de sí una carrera destacada en el cine. El personaje fue creado por los clonadores de Kamino y contratado por Darth Vader para dar caza a Han Solo, pero la audiencia estuvo de su lado, en parte gracias al buen hacer del artista. Sus dotes interpretativas eran tan valiosas que en 'El Imperio contraataca' encarnó a un almirante.

Bullock sí consiguió reconocimiento, pero fue gracias a algunas series de televisión en la que no recurría a ninguna máscara, como 'Robin de Sherwood', que giraba en torno a una banda de forajidos, o 'Doctor Who', sobre un Señor del Tiempo que explora el universo en una especie de nave con apariencia de cabina de policía de color azul. Este intérprete inglés es también un habitual de las tablas teatrales.

Ray Park - Darth Maul, 'La Guerra de las Galaxias' El guerrero galáctico experto en artes marciales

Aunque lo suyo haya sido el doblaje principalmente, una de sus grandes contribuciones al cine llegó con 'Star Wars: Episodio I - La amenaza fantasma', donde forma parte de un plan para destruir a los Jedi. En el montaje final su voz fue reemplazada por la de Peter Serafinowicz, por lo que su anonimato quedó preservado de todas las maneras. En el entorno de esta saga también apareció en 'Han Solo: una historia de Star Wars'.

Este intérprete británico ha hecho también las veces de doble, como ocurrió al encarnar al jinete sin cabeza de 'Sleepy Hollow'. Es experto en artes marciales, especializado en wushu- kung fu y, sobre todo, en el uso del Bō –una vara alargada–, lo cual le sirvió de pasaporte para participar en cintas de acción. De hecho, en estas disciplinas ha ganado varias competiciones.

Su destreza y su habilidad para el combate le abrieron las puertas a otras sagas por las que también ha pasado dejando huella, como 'Mortal Kombat', 'X Men' o 'G. I. Joe'.

Doug Jones - El fauno, 'El laberinto del fauno' El talismán de Guillermo del Toro

Doug Jones lleva un monstruo dentro, de eso no hay duda. Y Guillermo del Toro lo adivinó enseguida. En el cine lo convirtió en un insecto mutado en 'Mimic' y en la televisión en un vampiro que disemina gusanos en la serie 'The Strain'. Después llegaría 'El laberinto del fauno' y ahí el actor estadounidense se lució con un doble papel, como el Hombre Pálido y el Fauno.

Tras varias capas de látex y de maquillaje se ocultan también Abe Sapien de 'Hellboy II' y Silver Surfer de 'Los 4 fantásticos'. Con Del Toro se reencontró en la galardonadísima 'La forma del agua' encarnando a ese hombre anfibio que consiguió emocionar a todo el mundo. Su interpretación fue alabada por la audiencia, aunque el hecho de que los efectos especiales tuvieran tal relevancia ha provocado que su labor se reconozca menos. Más allá de los 'blockbusters', Jones es además un cantautor aficionado que suele tocar en locales de Los Ángeles y productor de filmes independientes.

Andy Serkis - Gollum, 'El señor de los anillos' El hombre con mil criaturas dentro

«Mi tesoro...». Nunca dos palabras tuvieron tanta trascendencia en un guion como las que pronuncia este popular personaje de la Tierra Media. Actor, director y escritor, a este prolífico profesional se lo han disputado las grandes producciones. Por obra y gracia del CGI , desde 2001 a 2003 fue la criatura atormentada de 'El señor de los anillos'. Después se transformó en el gorila gigante de la nueva 'King Kong'. Sin abandonar el mundo animal pasó a interpretar a César, el chimpancé protagonista de la revisada franquicia de 'El planeta de los simios'. 'La guerra de las galaxias' también precisó de sus servicios para que se ocultase detrás de un ser monstruoso como es el Líder Supremo de la Primera Orden, Snoke, que ha aparecido en los episodios 7 y 8.

Hasta con el mismísimo capitán Haddock de 'Tintín' se atrevió este intérprete camaleónico que recientemente resucitó al Gollum para participar en un 'sketch' que parodiaba las negociaciones entre Theresa May y la Unión Europea y se reía del 'Brexit'.

Zoe Saldana - Neytiri, 'Avatar' La guardiana de las costumbres de los na'vi

Acabamos de verla en el taquillazo 'Avengers: Endgame', en el que da vida a Gamora, pero esta no ha sido la única película de récord que ha contado con su participación. James Cameron consiguió un éxito enorme con 'Avatar' en la que transportaba a los espectadores a Pandora, una luna del planeta Polífemo, para que conociesen a una raza humanoide llamada na'vi.

Cuatro años se tardó en diseñar el universo de 'Avatar'. La empresa especializada creó un software específico para la animación de algunas acciones y reclutó a un grupo de actores a los que se les colocó una cámara frente a sus rostros para que captase sus rasgos y sus movimientos.

Saldana debutó con un pequeño papel en la serie de televisión 'Ley y Orden' y después tuvo intervenciones en títulos como 'El ritmo del éxito', 'Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra' o 'Star Trek'. Aunque no fue hasta que llegó a sumarse a la aventura azul de Cameron cuando logró un reconocimiento de enormes dimensiones.

Bill Nighy - Davy Jones, 'Piratas del caribe' El monstruo que surgió del mar

Con permiso de Jack Sparrow, si hay un pirata que a nadie se le olvida ese es Davy Jones. Su monstruoso rostro, caracterizado por los tentáculos de criaturas marinas, no deja indiferente a nadie, por supuesto. Para que se ocultase en él, los creadores de 'Piratas del Caribe' recurrieron a Bill Nighy, actor inglés que forjó su trayectoria en el teatro y en las grandes series de la televisión británica (por 'State of Play' ganó un premio Bafta).

La técnica de la captura de movimiento se convirtió en el mejor aliado para que este personaje resultase creíble a los espectadores que se toparon con él en la segunda y tercera entrega de la saga. En 'Piratas del Caribe 5: La venganza de Salazar' aparece en una secuencia después de los créditos, algo de lo que el propio actor se enteró tras estrenarse el filme. En esa escena Will Turner se despierta por un ruido. En las sombras se vislumbra una inconfundible barba de tentáculos que revela el regreso de su archienemigo y, por consiguiente, del actor a la franquicia.