La previsión de lluvias inquieta a los cofrades

Grafiti que adorna una de las fachadas del mercado de San Andrés. / ayto. murcia
Grafiti que adorna una de las fachadas del mercado de San Andrés. / ayto. murcia

Antonio Botías
ANTONIO BOTÍAS

La frase es para echarse a llorar: «Existe incertidumbre en cuanto a la intensidad y la ubicación de los máximos de precipitación en ese entorno, que dependerán de la posición precisa de la borrasca». Así explicó ayer la Agencia Estatal de Meteorología la terrible previsión para los próximos días, sobre todo a partir de mañana y, de forma especial, para el viernes, cuando las lluvias son más que probables. Así que, un año más, las conversaciones de los nazarenos murcianos giran estos días en torno a la posibilidad de que se arruinen las procesiones previstas. Y no son pocas. Entre ellas, la que organiza la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno en la mañana del Viernes Santo, la de los 'moraos', a la que se suman por la tarde los cortejos de las cofradías del Santo Sepulcro, Servitas y Misericordia. Una predicción que también se mantenía hasta ayer para la jornada del sábado.

Salzillos

Traslado de Jesús desde Las Agustinas

A las 12 comenzará el solemne traslado de Nuestro Padre Jesús desde el convento de las Agustinas hacia la iglesia privativa. Acompañado por cientos de nazarenos 'moraos' y de la participación tradicional de un mayordomo 'colorao', así como autoridades políticas y militares.

Santos óleos

El obispo celebra la misa crismal en la Catedral

La Catedral acogió ayer la tradicional misa crismal de la bendición de los santos óleos con una multitudinaria celebración. La misa crismal, presidida por el obispo y concelebrada con los sacerdotes, es la celebración en la que se consagra el santo crisma (de aquí el nombre) y bendice los restantes óleos o aceites (para los enfermos y los que se van a bautizar).

En San Andrés

Un mural con Ángel

Más nazareno imposible. Un gran mural adorna el mercado de San Andrés y muestra el célebre Ángel del paso de La Oración de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno. La talla se encuentra, además, a escasos metros de donde luce el mural, en la iglesia privativa desde la que procesiona el Viernes Santo.