La Virgen de la Soledad estrenará este sábado una corona de plata en la procesión de La Curia

Ensayo de la Hermandad de la Curia con el trono de la Soledad, a las puertas de San Patricio. / P. A. / AGM
Ensayo de la Hermandad de la Curia con el trono de la Soledad, a las puertas de San Patricio. / P. A. / AGM

Los pasos Negro y Blanco ultiman los preparativos para los próximos cortejos, los de Sábado de Pasión y Domingo de Ramos

I. RUIZ Lorca

La Hermandad de la Curia protagoniza esta noche la procesión más singular de la Semana Santa de Lorca, alejada del bullicio y el oropel de los desfiles bíblico pasionales de Jueves y Viernes Santo. El Paso Negro presume de austeridad y elegancia en el entorno monumental del casco antiguo, sin más adorno que la decadente belleza de las históricas callejuelas bañadas por la luz cenital de las farolas.

La puerta principal de la colegiata de San Patricio se abrirá a las 22 horas para la Virgen de la Soledad. Su trono irá portado en andas y escoltado por abogados, jueces, procuradores y profesionales de la Administración de Justicia.

Este año, la talla de Sánchez Lozano estrenará una corona realizada en plata por un orfebre cordobés. Va rematada por 12 estrellas y, en ellas, lucen piedras de ónix negro. En el centro de la corona, figura calado el anagrama de María, confirmó a 'La Verdad' el presidente de la Hermandad de La Curia, Diego Domínguez. «Estamos muy orgullosos» de esta nueva joya que se incorpora al ajuar de la Virgen.

El trono también lucirá este año una faldilla bordada en oro, para completar el conjunto y los pequeños alguacilillos que acompañan a la Soledad también estrenarán trajes.

La procesión partirá de la colegiata para seguir su recorrido habitual por las calles Santiago, Villaescusa, Mata, Cava, Porche de San Antonio, Zapatería, Rojo y Cava, para finalizar en la plaza de España. Dejará, como cada año, escenas para el recuerdo, como el paso por el Porche de San Antonio del siglo XIV, una de las puertas medievales de la ciudad, que suele ser el instante más fotografiado de la procesión. También lo es la solemne entrada de la Virgen a la plaza de España, bajo el arco de La Cava.

Más de 500 palmas

El Paso Blanco ha vendido más de 500 palmas de distintos tamaños en la Casa del Paso y más de un centenar de túnicas de hebreo para la Procesión de las Palmas, que tendrá lugar mañana domingo. Las más solicitadas son las de bebé. Es tradición que la primera indumentaria hebrea sea un regalo de los abuelos a sus nietos.

Todas las túnicas se diseñan y confeccionan en la cofradía. Los modelos varían en estilo y colorido. Los sanjuanistas más formales, con túnica en tono claro y manto en terciopelo granate, como la que luce la imagen de San Juan, y otros más sencillos, con rayas y chaleco a juego, o lisas. Los colores son siempre grises, verdes, marrones y ocres. No hay un modelo estricto, pero sí guardan una estética, indicó a 'La Verdad' Ángela Ruiz, camarera de San Juan.

Los precios de los trajes oscilan entre 40 y 60 euros y las palmas, desde cinco euros (las más pequeñas) a diez (las grandes).